6 Formas Para Comunicarte Mejor Con Tus Alumnos

Para ser buenos profesores, cambiar nuestro comportamiento es una de las formas más cruciales de apoyar a nuestros alumnos, estén o no estén en el Espectro Autista. Un/a niño/a se comunica con éxito en un entorno, solo para tener dificultades en otro. Un/a niño/a conversa recíprocamente con un profesor, pero no le dice nada a otro. Somos rápidos en culpar o, lo que es peor, no creerle al alumno, a su familia o a su terapeuta sobre el éxito anterior del alumno antes mencionado. ¿Pero cuándo nos miramos a nosotros mismos? ¿Qué podríamos estar haciendo que conduzca a este bloqueo, este silencio?

En el campo de apoyar la comunicación de las personas, tendemos a escuchar mucho sobre “crear oportunidades de comunicación” e “diseñar el entorno”. El rol del interlocutor se ve a menudo como alguien que bloquea el acceso a los elementos de alguna manera, y luego incita al alumno a solicitar o comentar sobre ese elemento.

Esta no es una comunicación. Para empezar, a pocas personas les gustaría vivir una vida en la que el acceso a todo lo que amamos es condicional. No es justo. No es respetuoso. Tampoco enseña voz. En cambio, enseña que puede realizar esta acción específica para decir exactamente lo que quiero y obtener el elemento que he seleccionado. Además de esto, crea presión y estrés, dos cosas que con frecuencia dificultan que nuestros alumnos tengan acceso a su lenguaje o habilidades motoras.

Cree en tus alumnos. Ellos mucho que decir. Y, lo más importante, tienen derecho a decir lo que quieran, cuándo quieran, cómo quieran. Si él/ella cometió este error, si no le enseñaron a centrar la autonomía, todavía hay tiempo para cambiar.

I) Comienza creyéndole a tus alumnos: Esta no es solo la primera regla, sino que es la regla más importante. Cuando tus alumnos dicen algo, esa es su voz. Cree que están diciendo algo. Responda en consecuencia. No diga: “No creo que haya querido decir eso”. No digas “él/ella solo está jugando”. No ignores, aléjate, finge que no sucedió. Si puede haber un error, porque a veces todos hablamos mal, espera y observa. O pregunta, simplemente no asumas. La conversación es un arte de co-creación, y debemos respetar a nuestros estudiantes como ese co-creador. Incluso con nuestros comunicadores más antiguos y más jóvenes, que pueden balbucear y explorar mientras aprenden dónde están las palabras … Se benefician de que respondamos a sus palabras. Aprenden el significado y el contexto de esas palabras al escuchar nuestra respuesta.

Por ejemplo, en las clases de inglés, si tu alumno/a dice la palabra incorrecta para lo que tú quieres decir, aún así respóndele. Trabajen juntos para resolverlo. Este es el componente básico de ver tu alumno/a como un/a comunicador/a competente, como alguien que hablará inglés con fluidez algún día. Por eso también él/ella seguirá intentándolo. Sin vergüenza. Nuestros hijos saben si creemos que tienen voz y autonomía, si creemos que pueden ser comunicadores con fluidez. Saben si vale la pena el esfuerzo. También saben cuándo serán dudados, oídos, incomprendidos e incrédulos. Y dejan de hablar. Si un/a alumno/a no usa su sistema de comunicación en su entorno, pero lo usó en otro lugar … Pregunta: ¿Qué puedo hacer de manera diferente? ¿Qué hicieron para apoyarlos? No lo descarte simplemente como una exageración o que no sucedió.

II) Dar mucho tiempo de espera: Oh Dios mío, ¿podemos reducir la velocidad? ¿Has tratado de usar un dispositivo de comunicación para expresar tus pensamientos? Incluso cuando es muy familiar, puede llevar tiempo. Procesamiento auditivo, ansiedad, apraxia … Hay una docena de razones por las cuales tus alumnos necesitan tiempo, y cero razones por las que no debemos darlo. Deja de hacer pregunta tras pregunta. Deja de suponer que no pueden hacerlo si no se puede hacer en 5 segundos o 10 segundos. Deja de suponer que no pueden hacerlo si no se puede hacer a pedido. Aprende a observar. Esté atento a la comunicación durante todo el día. Comenta, haz su pregunta o realiza su acción, y espere. Espera 15 segundos. Espera 30 segundos Espera 2 minutos. Observe a tu alumno/a para ver cuál es su tiempo de espera y luego espera. Cuenta en tu cabeza si es necesario. Aprende a estar bien con el silencio. Pregunte u observe si prefieren su atención, observándoles y dirigiendo su mirada hacia ellos, o si prefieren que se aleje, continúe con una actividad o regrese a ellos en unos minutos. Hay una gran variedad de necesidades. Nuestros alumnos nos dirán cuáles son las suyas, si estamos escuchando.

III) Deja de hacer tantas preguntas; comenta y asómbrate: Piensa en las conversaciones que tienes con tus amigos, tus seres queridos o incluso con tus alumnos hablantes. Comentamos. Llamamos la atención. Describimos nuestros sentimientos o los de ellos. Por lo general, no participamos en 20 preguntas cada vez que conversamos con nuestros amigos. ¿Por qué hacemos esto cuando alguien no habla? ¿Por qué los llenamos de preguntas? ¿Por qué los relegamos al rol de encuestados y nunca los iniciamos? Podemos hacer lo mismo con nuestros usuarios de CAA. Podemos comentar sobre sus acciones: describa lo que están haciendo, describa nuestras propias acciones, comparta nuestros sentimientos, conecte sus palabras o acciones con algo más que conocemos. Si no lo sabes, intenta preguntarte. Intenta ofrecer opciones. Esto puede disminuir la ansiedad y la dificultad de responder a medida que la exigencia cae significativamente. Los alumnos pueden responder cuando pueden y quieren hacerlo, en lugar de sentirse presionados para responder cuando queremos que lo hagan.

Hay muchas más formas de conversar que no implican preguntas. Ejemplos de comentarios para adultos que sazonan nuestros bocadillos (no todos a la vez), con palabras clave resaltadas: Pareces hambriento. Tienes una manzana para el almuerzo. Amo tener manzanas. Comí una manzana anoche. Me pregunto si quieres tu manzana entera o cortada. Me pregunto si quieres tu plátano o manzana primero. Oh, parece que quieres el plátano. Me pregunto si necesitas ayuda para abrir eso. Déjame saber si necesitas ayuda. ¡Tu amigo también tiene un plátano! Me divertí mucho construyendo contigo antes del almuerzo. Me pregunto si deberíamos construir más o tocar música después del almuerzo. Parecías feliz cuando estabas construyendo. Me pregunto qué podríamos decirle a tu mamá sobre tu edificio … Se veía alto y rojo.

IV) Todas las palabras, todo el tiempo, por todas las razones: Esto es solo un recordatorio de que nuestros alumnos necesitan mucho más que unos pocos sustantivos. ¡Necesitan palabras de acción, palabras descriptivas, quejas! Necesitan decirnos cómo se sienten, dónde duelen, qué hicieron el fin de semana pasado. Incluso si todavía no lo están haciendo ahora, necesitan poder crecer en eso. Cuando decimos “las palabras centrales son demasiado difíciles” y luego no las incluimos, estamos creando una profecía autocumplida. Cada estudiante tiene derecho a tantas palabras como pueda acceder. Tienen derecho a tener esas palabras disponibles en todos lados. Y necesitan que modelemos todas esas palabras. No podemos simplemente modelar solicitudes o palabras felices. Deberíamos modelar “esto apesta” y “Odio esto” y “déjame en paz”. Deberíamos modelar “parar” y “ayudar” y “necesitar” y “decir” y todo tipo de palabras. Podemos modelar lo que parece comentar, protestar, hacer preguntas. (¡Sí, nuestros estudiantes deberían poder interrogarnos por una vez!) La autonomía de la comunicación no puede ocurrir sin el acceso a muchas palabras (¡y un teclado!) Muchas veces los estudiantes han dejado de usar sus sistemas de comunicación o han mostrado poco interés simplemente porque no pudieron dicen lo que quieren decir. Las primeras palabras de mis alumnos han sido todo, desde “enojado” y “dejar de molestarme” y “jugar” hasta “entrenar” y “bocadillos de frutas” y “hambrientos”. Todas las palabras.

V) Respeta el poder de su voz: Honestamente, esto es una repetición de la primera regla, pero sí, es así de importante. Si, por ejemplo, tu alumno/a usa su voz para decirte que necesita un descanso, entonces tienes que darle un descanso. Podemos hacer acuerdos, podemos negociar, pero debemos escuchar. La forma más rápida de hacer que un/a alumno/a se bloquee es actuar como si no nos importaran sus palabras. De lo contrario, él/ella aprenderá que otras personas podían poner palabras en su boca e incluso manipular su cuerpo, llegando a la conclusión que su esfuerzo para comunicarse contigo no vale la pena.

VI) Ir con el flujo y reflujo de la comunicación: El crecimiento de la comunicación va y viene. Hay momentos en que nuestros estudiantes pueden hablar mucho, y otros cuando se quedan en silencio. Es posible que tu alumno/a no use su dispositivo de comunicación durante 3 meses, pero luego lo use para hablar contigo durante 25 minutos. Podría significar que está enfocando su energía en otro lugar. Podría significar ansiedad o enfermedad o procesamiento sensorial o incluso solo un cambio temporal en la preferencia de la forma de comunicación. No significa que todo esté perdido. No significa que dejemos de hacer cualquiera de las cosas anteriores. Significa que estamos siendo pacientes, que nos quedamos con ellos y que respetamos cualquier forma de comunicación a la que puedan acceder en esos momentos.

Demostremos a nuestros alumnos que sus voces si nos importan. Queremos escucharlos. Su verdadera voz. Porque el mundo necesita esa voz. Necesitamos esa voz. Y absolutamente tienen derecho a esa voz.

Fuente: (2020). Being A Good Communication Partner. Be A Teaching Unicorn. Recuperado de (https://teachingunicorn.com/2020/05/17/being-a-good-communication-partner/?fbclid=IwAR3sHCVOrIWqLFTV4uW9WafqKqCprZdbGvuEA1bAW8kEr23AfE7AYV3YQ4M). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s