Responder A La Desexualización Sin Lastimar A Los Demás

Ser desexualizado/a es horrible, y también es muy difícil hablar sin parecer que tienes derecho a la atención sexual o romántica de otras personas. Especialmente cuando estás hablando con personas que han recibido mucha atención sexual intrusiva y que no son conscientes de que la desexualización también ocurre y también es un problema.

Otra complicación es que muchos adultos realmente son asexuales o arrománticos. Esa es una buena manera de ser, y es importante reconocer que esas personas existen y no están rotas. Objetar a la desexualización no significa objetar a las personas asexuales.

Las personas que desexualizan a adultos en situación de discapacidad de esta manera no reconocen la edad adulta asexual; niegan la adultez de las personas en situación de discapacidad y expresan dicha adultez en términos sexuales. Lo que también perjudica a los adultos asexuales).

La desexualización es cuando las personas se niegan a reconocer o respetar algunas cosas básicas:

  • Que has alcanzado la edad adulta o eres un adolescente.
  • Que es tan probable como cualquier otra persona de su edad experimentar una atracción romántica y sexual.
  • Que si experimentas atracción sexual y/o romántica, es tan significativo e importante como la atracción que alguien más experimenta.
  • Si lo deseas, es completamente apropiado que actúes de acuerdo con tus sentimientos sexuales y/o románticos.
  • Tiene el mismo derecho a los límites físicos, sexuales y emocionales que cualquier otra persona.

Las personas que te desexualizan pueden tratarte de manera inapropiada en la dinámica del grupo, por ejemplo:

  • Asumir que nunca te enamorarás de nadie en tu grupo de amigos
  • Asumir que no tienes una cita real y que siempre estarás disponible para ir a los eventos de pareja con alguien que sea atrapado sin pareja en el último minuto.
  • Al decir cosas como “Odio a los hombres/mujeres/quien sea. Tienes tanta suerte que no tienes que lidiar con salir con ellos “.
  • O como “Es genial hablar contigo sobre estas cosas. Estoy tan cansado de cómo todos los demás están incomodando al grupo con su dramas amorosos”.
  • O comentarte lo difícil que es para ellos encontrar una pareja sin tener en cuenta que podrían compartir esta frustración, y que probablemente sea más difícil para usted de lo que es para ellos.
  • O hacer bromas sobre cómo eres su “novio/a”, ignorando la posibilidad de que quieras ser el/la novio/a de alguien y que, de hecho, te sientas atraído/a por ellos.

Las personas que te desexualizan a veces tampoco observan límites sexuales apropiados, por ejemplo:

  • Asumir que las reglas de modestia no son aplicables a ti.
  • Desnudarse frente a ti (en una comunidad en la que normalmente se consideraría inapropiado que alguien de tu edad y género se desnude de alguien de su edad y sexo).
  • Tocarte de maneras que se consideran inapropiadamente íntimas en tus círculos sociales para personas que no están involucradas romántica o sexualmente
  • Adoptar posturas sugestivas o estar inapropiadamente cerca. Por ejemplo, al tener los senos o la entrepierna demasiado cerca de la cara.
  • Las reglas de desnudez, contacto físico y cercanía aceptables son diferentes en diferentes culturas, y eso está bien. Lo que no está bien es haber establecido reglas de modestia/ límites pero ignorarlas al interactuar con personas en situación de discapacidad.

Está bien enojarte por este tipo de cosas, y está bien insistir en que las personas te traten con más respeto. Está bien esperar que las personas respeten tu madurez, tu capacidad romántica y sexual y tus límites físicos y emocionales.

Por ejemplo, está bien decir “Soy un/a hombre/mujer adulto/a; no deberías cambiarte de ropa frente a mí “o” No soy tu novio/a; deja de tocarme así “, o” No quiero ir a ese evento contigo a menos que sea una cita real”, o” No me gusta cuando haces bromas sobre salir conmigo” o “Me enamoro, tú también lo sabes”. Esto probablemente hará que algunas personas se sientan incómodas; y eso está bien. No tiene que hacer todo el trabajo emocional para hacer que las interacciones sociales sean cómodas; está bien tener límites incluso cuando a otras personas no les gustan. También está bien insistir en que las personas reconozcan y respeten tu edad, incluso si prefieren verte como un niño.

Está bien enojarte porque las personas te traten mal en áreas relacionadas con la sexualidad, y está bien insistir en que te traten mejor. Está bien sentirte frustrado/a cuando estás soltero/a y no quieres estarlo, y está bien sentirte frustrado/a por el papel que desempeña el capacitismo en hacerte difícil encontrar pareja.

También es importante tener cuidado de que esta frustración no se convierta en resentimiento contra las personas por tener límites sexuales propios. Puede ser fácil para algunas personas confundirse acerca de esto cuando comienzan a darse cuenta de que está bien tener sentimientos sexuales, y no está bien que otros lo traten como si su discapacidad significara que su sexualidad no cuenta. Si has sido excluido de la sexualidad legítima durante toda tu vida, es probable que hayas perdido oportunidades de aprender sobre el consentimiento y las interacciones sexuales y románticas apropiadas. Eso no es tu culpa; Es su responsabilidad intervenirlo. Ser objeto de discriminación no te da derecho de violar los límites de otras personas, incluso si no lo haces a propósito.

Es importante tener en cuenta que nadie está obligado/a a salir contigo, tener relaciones sexuales contigo, permitirte tener intimidad física con ellos, considerar salir contigo, justificar su falta de interés en salir contigo y un largo etcétera.

Eres humano/a, por lo que es probable que algunas veces tengas sentimientos menos que ideales sobre estas cosas. Puedes sentirte celoso/a, molesto/a o incluso enojado/a con las personas que realmente no han hecho nada malo. Está bien que te sientas así; no tienes que tener un control sobrehumano de tus sentimientos para tratar bien a las personas. Lo importante es que no lo alimentes y que no actúes sobre él. En particular, es importante no cultivar la ofensa cuando las personas con las que estás interesado en salir no están interesadas en ti. Eso no lleva a nada bueno.

El rechazo es desagradable, y es peor cuando ya estás realmente solo/a, y sabes que el capacitismo probablemente es un factor importante por el cual algunas personas que te atraen no están interesadas en ti. Puede ser realmente tentador sentirte ofendido/a cuando las cosas son tan difíciles. Es importante tener en cuenta que las personas que te rechazan no te están haciendo daño, y encontrar formas constructivas de lidiar con eso que no impliquen desprecio por las personas que le atraen.

También es importante tener en cuenta que está bien que seas una persona sexuada y que expreses interés en salir con personas. Incluso si te encuentras con personas que se sienten profundamente incómodas con la idea de que las personas en situación de discapacidad tengan y actúen con sentimientos sexuales y románticos. Esas personas están equivocadas.

Lo más importante es lo siguiente; tu sexualidad nunca es el problema.

Fuente: (2015). Responding to desexualization without hurting others. Real Social Skills. Recuperado de (https://www.realsocialskills.org/blog/responding-to-desexualization-without-hurting). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s