Espectro Autista, Trabajo Y Coronavirus

Si bien las personas en el Espectro Autista son una cohorte heterogénea, comparten algunas características comunes que pueden afectar su capacidad de adaptarse a los cambios en su trabajo. Por ejemplo, muchas personas en el Espectro Autista eligen su profesión en función de un intenso interés en un campo o tema en particular (artes, salud, ciencia, tecnología, enseñanza). Si, debido a la interrupción del coronavirus, las personas en el Espectro Autista ya no pueden participar en su pasión porque es difícil hacer arreglos para trabajar remotamente, esto puede crear estrés y ansiedad.

A las personas en el Espectro Autista también les gusta tener acceso a los detalles. Conocer los detalles más finos y minuciosos de cómo funcionan las cosas, permite a las personas en el Espectro Autista planificar y gestionar el cambio. Un cambio repentino en el trabajo y la rutina sin una comunicación clara de los cambios y el impacto en el trabajo y el futuro de los autistas también puede aumentar el estrés. Ahora lo hará si este es el caso porque recibirá uno o varios correos electrónicos largos solicitando aclaraciones en una amplia gama de áreas amplias y específicas.

Otras personas en el Espectro Autista disfrutarán la oportunidad de estar en casa. Un momento para recargar energías y participar en las cosas que aman fuera del trabajo. Sin embargo, cuando se reanuda ‘normal’ o una versión del trabajo normal, estos autistas pueden necesitar apoyo para volver a la transición al ritmo de las cosas.

Entonces, ¿qué puede hacer para apoyar a tus empleados en el Espectro Autista durante este tiempo de mayor ansiedad, incertidumbre y cambio rápido? Me alegra que lo hayas preguntado.

Simplemente, habla con tus empleados en el Espectro Autista. Si bien muchas nociones populares de la condición implican que las personas en el Espectro Autista tienen dificultades con la comunicación, son muy capaces de comprender y procesar problemas y cuestiones, y formular soluciones que pueden beneficiar tanto para el/la empleador/a como para el/la mismo/a empleado/a. Puede ser difícil para una persona en el Espectro Autista responder a la pregunta “¿qué necesitas para la transición a __?”. Si le haces esta pregunta, puedes recibir un “No sé”.

Para aumentar las posibilidades de una conversación más constructiva, podría ser útil explicar primero los cambios que se producirán, cómo cambiará específicamente su función, prácticas de trabajo y procesos. Puede ser útil proporcionar esta información por correo electrónico o por escrito por adelantado para permitir que tu empleado/a en el Espectro Autista considere la información y formule cualquier pregunta que pueda tener.

Preséntale a tu empleado/a en el Espectro Autista algunas opciones (también con anticipación, si es posible), o animarlo a sugerir las suyas propias, para adaptar sus arreglos de trabajo también puede ser útil. Una vez que ambos estén contentos con los cambios propuestos, permita un período de transición (si es necesario y se puede). Si bien las personas que viven la condición pueden tener dificultades para expresar lo que necesitan y cuándo, una vez que comienza el proceso de transición, tu empleado/a en el Espectro Autista puede proporcionar comentarios y sugerir formas de mejorar los arreglos. Mientras el proceso sea consultivo y de apoyo (abierto a discusión y colaboración), un autista puede encontrar una solución para optimizar su transición.

Las personas en el Espectro Autista son un grupo adaptativo que ha sobrevivido a la vida en la tierra hasta la fecha, aunque con dificultades únicos. Si tienes un/a empleado/a en el Espectro Autista, esa persona ya ha navegado por el colegio, las relaciones interpersonales, la universidad en muchos casos y la transición de uno o más lugares de trabajo. Las personas en el Espectro Autista ya saben lo que necesitan para adaptarse a los cambios. No descartes sus experiencias de vida debido a los estereotipos y la falta de comunicación o la mala interpretación de los criterios de diagnóstico. Hablar con tus empleados en el Espectro Autista sobre el apoyo que necesitan podría desbloquear la clave para la transición de otras partes de su fuerza laboral a arreglos más flexibles.

Finalmente, mantente comprometido con tus empleados en el Espectro Autista durante todo el período de transición y una vez que se establezcan los nuevos procesos. Si te estás comunicando con ellos a través de servicios de chat o reunión online, asegúrate de ser claro/a y sin ambigüedades en tu comunicación. Establece una agenda con tu empleado/a en el Espectro Autista antes de la reunión, resume los resultados en un correo electrónico de seguimiento, ten pasos claros o acciones que sigan, y si no hay ninguno, sé claro al respecto también.

Estos son tiempos difíciles para todos nosotros. Tómate el tiempo para hablar las cosas no solo ayudará a las personas en el Espectro Autista, sino a todos nosotros a medida que nos adaptamos a estos cambios nuevos y transformadores.

Fuente: Castles, C. (2020). Autism, Work, and Coronavirus. LinkedIn. Recuperado de (https://www.linkedin.com/pulse/autism-work-coronavirus-calista-castles/?fbclid=IwAR1qXZG7BNRll1maF0h43umvj1lcqqWzl88f0bx4rnSHtuUBrdyn__t5NtY). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s