¿Cómo Consolar A Alguien Que Está Triste O Llorando? (+ Cómo NO Hacerlo)

¿Alguna vez has querido consolar a una persona triste y te encuentras sin saber qué decir?

Es una sensación incómoda querer comunicarte para consolar a alguien pero no saber cuáles son las palabras correctas y cómo comunicarse de manera útil.

Después de todo, no deseas empeorar la situación diciendo algo incorrecto. ¿Cierto?

La buena noticia es que realmente no hay demasiadas cosas incorrectas que puedes decir cuando tratas de consolar a una persona triste.

Las personas generalmente pueden identificar cuando alguien intenta ser amable o empático con ellos, independientemente de las palabras que están usando para comunicarse.

Con toda probabilidad, probablemente hayan tenido una experiencia incómoda en su propio deseo de ayudar a alguien que estaba pasando por algo difícil.

Lo que dices es menos importante que estar presente para la persona.

Tu presencia y voluntad de estar con ellos en su tristeza comunica mucho más de lo que las palabras realmente pueden.

Pero eso no significa que debas entrar en esa situación sin pensar bien tus palabras.

Hay algunas frases simples que puedes usar cuando tratas de consolar a alguien y hacer que se sienta mejor.

I) “Veo que estás molesto. ¿Quieres hablar acerca de ello?“: La parte más difícil para muchas personas es comenzar la conversación. Esta es una manera simple.

Puedes comenzar la conversación simplemente preguntando si la persona quiere hablar sobre su problema.

Puede que no, ¡y eso está bien! Es posible que necesiten tiempo para resolver su problema ellos mismos.

Es posible que tampoco estén en el espacio mental adecuado para ser abiertos y vulnerables sobre lo que pueda estar causando angustia.

Esta también es una excelente manera de abrir una conversación si quieres acercarte a un extraño o alguien que no conoces bien y que parece estar angustiado.

Solo incluye una introducción:

Hola. Soy (X). Puedo ver que estás molesto/a. ¿Quieres hablar acerca de ello?

No insistas en que la persona se abra o hable si no quiere. Simplemente hazle saber que tú está presente y allí para ellos si cambian de opinión.

II) “Estoy aquí para ti si me necesitas“: La tristeza puede ser solitaria y aislante. Es fácil sentir que otras personas no puedan entender el dolor que podríamos estar experimentando, incluso si sabemos que la otra persona ha experimentado un dolor similar.

Puedes sentir que estás demostrando que estás listo y dispuesto a estar allí para tu ser querido, pero decirlo en voz alta es una confirmación sólida de que comprendes que está pasando por tiempos difíciles y que desea estar allí para ellos. a través de su dolor.

Y luego sigue esa declaración al estar realmente allí.

Las personas tienden a olvidar que el dolor y la tristeza no terminan en el momento en que una persona deja de llorar.

Estar allí para tu ser querido puede implicar consultarlos días después para asegurarse de que todavía reciban el tipo de apoyo que necesitan para superar su dolor.

III) “¿Cómo te sientes?“: Esta es una pregunta esencial porque la tristeza y otros sentimientos negativos pueden no ser las únicas emociones presentes.

Al preguntar cómo se siente la persona, le permite expresar sus otros sentimientos que luego puedes validar y apoyar.

Por ejemplo, digamos que la mamá de tu mejor amigo/a tenía una enfermedad terminal.

Han habido cuidadores durante los últimos años, llevándolos a las consultas médicas, viéndolos pasar por los aspectos más feos de una enfermedad crónica que eventualmente les quitaría la vida.

La mamá falleció, y te encuentras tratando de apoyar a tu mejor amigo/a.

Es probable que tu mejor amigo/a esté triste, pero también puede tener otros sentimientos sobre la situación.

Puede que ni siquiera estén tan tristes, porque ya han lamentado la pérdida de su mamá mientras ella todavía estaba viva.

Una persona en esa situación puede sentir alivio de que su mamá ya no esté sufriendo debido a su enfermedad.

Ese alivio también es un sentimiento válido, pero uno que puede pasarse por alto mientras todos los demás están lidiando con la pérdida inmediata.

Pueden sentirse culpables por sentir alivio por la muerte de su mamá, porque ¿qué tipo de persona sentiría alivio por la muerte de su mamá?

La respuesta es bastantes personas porque el dolor no suele ser simple. No sería inusual que alguien sienta alivio de que su madre ya no esté sufriendo.

Por lo tanto, no asuma que sabe exactamente lo que siente alguien. Pregúntales, y cualquiera que sea su respuesta, no los juzgues por eso.

IV) Escucha activamente: La parte más importante de proporcionar consuelo a otra persona es tu capacidad de escuchar activamente lo que tienen que decir.

Independientemente de las frases que uses, ya sean las que hemos mencionado aquí o tu estrategia personal, no son tan importantes como tu capacidad de escuchar.

La escucha activa es una habilidad en la que demuestras que la persona que estás escuchando es válida, importante y que vale la pena escucharla.

Estas son afirmaciones que a veces deben hacerse cuando una persona no está en un espacio mental positivo.

La mejor manera de escuchar activamente es eliminar otras distracciones que puedan hacer que la persona piense que no estás prestando atención.

Apaga la televisión, pausa la película, ignora tu teléfono celular mientras hablas con la persona.

Siempre puedes volver a estas cosas más tarde. Apoya con tu presencia a tus seres queridos en sus momentos más difíciles.

Puedes demostrar aún más la escucha activa al confirmar lo que la otra persona dijo en sus propias palabras.

Esto también es útil para la claridad si la persona está teniendo dificultades para comunicar lo que sea que la esté molestando.

Los episodios de silencio son normales mientras la persona está llorando o pensando.

Está bien mirar a tu alrededor en momentos tranquilos. Ofrece a la otra persona un momento privado en lugar de mirarse torpemente.

V) Comprenda que no necesitas tener todas las respuestas: Al tratar de consolar a alguien, puede sentir una presión interna para tratar de resolver su tristeza.

Después de todo, no querrás ver a alguien sufriendo más de lo necesario.

Sin embargo, muchos de los dolores de la vida son demasiado grandes para resolverlos en una sola conversación. Algunos problemas simplemente no tienen una respuesta fácil.

A veces, una persona puede necesitar ir a terapia o simplemente necesita más tiempo para resolver lo que le preocupa.

Eso no debería impedir que trates de consolar a alguien que parece estar angustiado. Solo entienda que pueden hacer preguntas retóricas que saben que no tienen respuestas mientras hablan con usted.

Simplemente están expresando su frustración y dolor en voz alta para comunicarse con usted y procesarlo mejor. Déjalos y no cedas ante la presión de responder.

Puedes decir algo como: “No tengo una buena respuesta para eso, pero sí escucho lo que estás diciendo”.

VI) No intentes minimizar una situación negativa ni forzarla a ser positiva: Una estrategia común que las personas intentan emplear es tratar de encontrar el lado positivo en las nubes grises de una mala situación.

Rara vez es una buena idea.

El problema es que no todas las situaciones tienen un lado positivo. Puede ser insultante o degradante que su dolor disminuya de esa manera.

Según el ejemplo anterior, la mamá de tu mejor amigo/a que murió por una enfermedad crónica es simplemente algo negativo. Deja que sea negativo.

Puede ser tentador decir cosas como “al menos no estás sufriendo ahora”. o “Estoy seguro/a de que está en un lugar mejor”.

Pero estos no son mensajes reconfortantes. Son mensajes que minimizan y tratan de cambiar una carga emocional masiva de una manera que no va a ayudar a ese amigo.

Mucho mejor decir algo como: “Lamento lo de tu mamá. Sé que no hay palabras que puedan hacerte sentir mejor. Solo sé que estoy aquí contigo tanto como puedo”.

Y simplemente deje que la persona sienta lo que sea que necesite sentir en lugar de tratar de ofrecer una solución superficial para el dolor.

VII) No te sorprendas de las reacciones emocionales inesperadas: Al tratar de consolar a otra persona, comprenda que sus emociones pueden no ser lo que tú esperas que sean.

Incluso si dice todas las cosas mejores y correctas para tratar de consolar a otra persona, es posible que respondan con enojo o brevedad.

Pueden encontrar insensible este tipo de declaraciones, o puede provocar accidentalmente algo doloroso para ellos que provoque una reacción impredecible.

No tomes estas cosas personalmente. No te dejes frustrar o enojar con la persona. Solo sé tranquilo y deja que la situación continúe sobre cómo debe continuar.

La paciencia lo llevará a través de la situación y le dará a la persona el espacio que necesita para procesar sus emociones.

Recuerda: Tu presencia es más importante que cualquier combinación excepcional de palabras.

Verifica con la persona en el futuro si puedes. Les hará saber que han sido escuchados y que alguien estará dispuesto a ayudarlos en sus momento más difíciles.

Fuente: Nollan, J. (2020). How To Comfort Someone Who Is Sad Or Crying (+ How NOT To). A Conscious Rethink. Recuperado de (https://www.aconsciousrethink.com/12700/how-to-comfort-someone/). Traducido por Maximiliano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s