7 Estrategias Para Enseñar La Toma De Perspectiva

La toma de perspectiva es la capacidad de mirar más allá de tu propio punto de vista, para que puedas considerar cómo alguien más puede pensar o sentir acerca de algo.

Para hacer esto con éxito, debes tener cierta comprensión de los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás. También debes tener información profunda sobre la otra persona o ser capaz de hacer algunas suposiciones inteligentes sobre sus antecedentes y/o cómo experimentan el mundo.

Por ejemplo; Si eres un/a niño/a hablando con otro/a niño/a, puedes hablar fácilmente sobre muchos detalles en el último videojuego.

Pero si tu eres un/a niño/a que habla con un adulto, es útil darte cuenta de que la mayoría de los adultos no tienen muchos videojuegos y es posible que no estén interesados ​​en este tema o que no puedan seguir lo que está diciendo.

Las 4 partes para una toma de perspectiva exitosa:

  • Deja de lado tus pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones, momentáneamente
  • Considera los pensamientos, sentimientos, motivaciones e intenciones de los demás.
  • Determina si tu conducta debe cambiar o no en función de esa información.
  • Haz cualquier cambio que sea necesario.

Los buenos tomadores de perspectiva monitorean continuamente estos 4 pasos y reevalúan su interpretación de los demás. La mayoría de nosotros desarrollamos las habilidades de toma de perspectiva cuando somos niños a través del desarrollo natural, sin pensar demasiado. Pero para algunos niños, estas habilidades deben enseñarse explícitamente.

¿Qué podría pasar si los niños no pueden tomar la perspectiva de los demás? ¿Tienes algún conocido que describirías como “desconsiderado/a”? ¿Qué tal “egocéntrico/a”? Lo más probable es que pienses en esas personas de esa manera porque no son buenas para tomar una perspectiva.

Para ser considerado como una persona considerada, debemos considerar las perspectivas de otras personas antes de actuar o hablar. Cuando no consideramos cómo nuestras acciones harán sentir a los demás, terminamos pareciendo groseros, desconsiderados y egocéntricos.

Los niños que carecen de una buena perspectiva para tomar habilidades a menudo son considerados desconsiderados y groseros por sus compañeros. Estos niños tienden a hacer lo que les conviene y no tienen en cuenta lo que es mejor para el grupo o cualquier otra persona con la que estén.

Cuando los niños tienen problemas para tomar una perspectiva, generalmente tienen dificultades para hacer o mantener amistades, estar en equipos o ser miembro de un grupo escolar.

Los niños que mejoran su toma de perspectiva son más capaces de:

  • Interpretar las necesidades y deseos (motivación) de los demás.
  • Demostrar consideración y empatía hacia los demás.
  • Navegar con seguridad alrededor de personas que pueden tener malas intenciones
  • Ajustar su conducta para que otros se sientan cómodos.
  • Interpretar tareas en la escuela (especialmente tareas de lectura y escritura) al comprender la perspectiva de los personajes estudiados o la persona que leerá su escritura.
  • Compartir la felicidad de los demás incluso sin compartir el mismo nivel de interés en el tema, simplemente porque les gusta la otra persona.
  • Pensar críticamente sobre situaciones y relaciones sociales y participar en la resolución de problemas personales.

La toma de perspectiva es una habilidad esencial que los niños necesitan para interpretar “por qué” y “cómo” ocurren las situaciones y luego responder adecuadamente a esa información.

Las estrategias útiles para tomar la perspectiva de otro incluyen:

  • Imaginarte a ti mismo teniendo la misma experiencia que otra persona
  • Usando tus propias experiencias pasadas similares para comprender la situación de otro
  • Aplicar conocimiento general (p. ej., estereotipos) sobre cómo es probable que las personas reaccionen en situaciones particulares

Entonces, ¿cómo les enseñamos a los niños a tomar las perspectivas de los demás y mejorar sus habilidades de toma de perspectiva?

I) Modelar la habilidad/conducta: No basta con dar la charla, hay que predicar con el ejemplo. Eso puede ser más difícil de lo que parece, pero demostrar habilidades de toma de perspectiva, en tiempo real con tus hijos o alumnos, es bueno para ti y para ellos.

Es más fácil ser justo y equitativo si nos tomamos el tiempo para ver cómo se ve una situación desde el punto de vista de otra persona.

Los niños pequeños aprenden mucho mirándote, así que cuando les muestres el valor de la toma de perspectiva, es más probable que también participen en ello.

II) Habla sobre sentimientos difíciles: Habla sobre todos los sentimientos con tus hijos o alumnos, no solo sobre las emociones positivas, y enséñeles que todos los sentimientos son válidos.

Reconoce y respeta los sentimientos de tus hijos o alumnos. Los niños podrán comprender mejor las perspectivas de los demás cuando sientan que sus pensamientos, sentimientos y experiencias son comprendidos y respetados.

III) Demostrar comprensión: Muestra a tus hijos o alumnos que comprendes sus perspectivas repitiéndoles lo que los oyes decir o describiéndoles lo que crees que pueden estar pensando o sintiendo, deseando o intentando.

IV) Respetando opiniones diferentes vs. expresar acuerdo: Recuerda que comprender la perspectiva de otra persona no significa necesariamente que esté de acuerdo con ella, sin embargo, es un reconocimiento de cómo están pensando, sintiendo, lo que quieren o necesitan.

V) Muéstrales el otro lado: Por ejemplo, cuando veas que alguien ayuda a alguien más, habla con tus hijos o alumnos sobre lo que cada persona podría sentir o pensar. Ayúdalos a construir conexiones entre las acciones de las personas y sus motivaciones.

También es importante ayudar a los niños a comprender cómo su conducta afecta a otras personas.

Si tu hijo/a o alumno/a arroja un juguete y golpea a otro/a niño/a, ayúdalo/a a construir esa conexión de causa y efecto hablando sobre cómo sus acciones impactan a otras personas o su entorno.

VI) Ser un/a detective: Al igual que los detectives de la vida real buscan pistas para resolver un delito, las personas que son expertas en perspectiva buscan pistas para comprender a otras personas. Ayuda a tus hijos o alumnos a desarrollar estas habilidades alentándolos a observar y evaluar las acciones o conductas de otras personas.

VII) Fomentar la comunidad: Los niños aprenden a valorar y respetar a los demás mediante la construcción de una comunidad, el desarrollo de relaciones y un sentido de pertenencia.

Anima a tus hijos o alumnos no solo a interactuar con los demás, sino también a trabajar juntos, colaborar, resolver problemas y valorar verdaderamente sus relaciones con los demás.

Este respeto mutuo y sentido de comunidad animará a sus estudiantes a pensar en los puntos de vista de los demás.

La toma de perspectiva es una habilidad social extremadamente importante. Espero que hayas encontrado algunas ideas útiles sobre cómo y por qué enseñar a tus hijos o alumnos a mejorar sus habilidades para tomar perspectiva.

Fuente: Basso, C. (2019). Understanding Perspective Taking. Socially Skilled Kids. Recuperado de (https://sociallyskilledkids.com/perspective-taking/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s