Estar Enfermo En El Espectro Autista

Primero, consideremos que muchas personas en el Espectro Autista tienen enfermedades y afecciones crónicas como fibromialgia, fatiga crónica, síndrome de Ehlers-Danlos, etc. Es posible que rara vez nos sintamos bien en un día promedio, pero que hayamos aprendido a más o menos tolerar sus enfermedades crónicas.

Considera también que muchos de nosotros también tenemos obstáculos crónicos de salud mental como ansiedad, depresión, estrés postraumático y más. El punto mencionado anteriormente se aplica igualmente a las enfermedades mentales. Tenemos mucho con lo que lidiar en un día más sano y la enfermedad adicional hace que esa lucha sea más difícil.

Piensa también en los terribles componentes sensoriales de estar enfermo: inflamación, dolor, fiebre/escalofríos, presión, varios fluidos desagradables, sensación de nariz tapada, sudoración, dolores de cabeza, estar más agobiado por los sonidos, cambios en el sentido del gusto u olfato, etc. Para alguien con trastorno del procesamiento sensorial, eso puede ser demasiado. Puede ser increíblemente agobiante y puede provocar ataques de pánico y ansiedad.

Por último, podemos experimentar cambios extremos en nuestra capacidad de hacer cosas que normalmente podemos hacer. Podemos tener dificultades para hablar, regular o identificar nuestra emociones, comer comidas que no sean nuestras comidas favoritas, evitar descompensaciones, comunicarnos de manera eficiente, etc. Y esas habilidades pueden cambiar rápida y frecuentemente cuando estamos enfermos.

¿Qué Puedes Hacer Si Eres Una Persona Enferma En El Espectro Autista O Su Cuidador/a?

I) Validar y elogiar: Mire realmente la lista anterior de razones por las cuales estar enfermo como una personas en el Espectro Autista podría ser extremadamente desafiante:

  • Si estás siendo duro/a contigo mismo/a, intenta ser más paciente y validar tus sentimientos. Es realmente difícil estar enfermo. ¡Lo estás haciendo bien y vas a superar esto! Haz una lista de las cosas que está haciendo bien: Tomar medicamentos, dormir mucho, beber líquidos, mantener la calma, etc.
  • Cuando estés cuidando una persona en el Espectro Autista, sé paciente. Sus reacciones pueden parecerte “dramáticas” o “infantiles” desde tu perspectiva, pero es crucial que seas más empático/a mientras imaginas lo que podríamos estar pasando. Valida sus experiencias diciéndoles cosas como “Es realmente difícil lo que está pasando, pero estás haciendo un buen trabajo”. “Estoy orgulloso de ti por seguir aguantando”. Elogie los esfuerzos de las personas en el Espectro Autista, incluso si te parecen cosas pequeñas.
  • NO hagas comentarios menospreciando sus experiencias. Si es necesario, aléjate por un tiempo (cuando sea seguro) y practica un poco de autocuidado hasta que estés más tranquilo.

II) Hacer una rutina sustituta: Mantén intacto todo lo que puedas en una rutina: Comidas, hora de levantarse y acostarse, etc. Pero, por supuesto, muchas cosas no podrán suceder como de costumbre. Trate de hacer un horario temporal con actividades similares.

Si eso falla, ¡haz un horario temporal de todos modos! Algunos ejemplos de cosas que se pueden incluir son: tomar temperatura, tomar medicamentos, tomar líquidos, ver programas de televisión, dormir, ducharse o bañarse, etc. Saber qué ocurre con cierto grado de certeza puede ayuda mucho y es genial tener un recordatorio de cuándo necesitas tomar medicamentos y cuándo tomaste líquidos por última vez.

III) Trazar un calendario enfermo: Estar enfermo es algo muy agotador y a veces aterrador para las personas en el Espectro Autista. Necesitan estar seguras de que pronto se recuperarán.

Una sugerencia es imprimir un calendario semanal y pedirle a un ser querido o médico que ayude a escribir cosas como cuándo comenzó la enfermedad, puntos de referencia de cuándo la persona en el Espectro Autista probablemente podrá hacer ciertas cosas nuevamente y una meta cuando probablemente se sientan mucho mejor.

Siéntete libre de hacer los puntos de referencia un período de unos pocos días si te preocupa hacer promesas falsas. Saber cuánto tiempo tienes que soportar algo es algo muy útil para que sea más tolerable.

Fuente: (2019). Sick While Autistic. Seeking Sara. Recuperado de (https://seekingsara174.com/2019/02/19/sick-while-autistic/?fbclid=IwAR1bMAljodOOByx3dmKDi8e_nWBEZK0qBKh-tYgeB-H14uci8pH4Stu1AxQ). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s