5 Formas En Que Los Gatos Pueden Ayudar A Los Niños En El Espectro Autista A Ser Más Sociables

Los gatos son adorables y lindos, pero lo que la mayoría de las personas no saben es que estos animales peludos pueden ayudar a los niños en el Espectro Autista a mejorar sus habilidades sociales. Los gatos se unen con los niños al brindarles afecto y atención, lo que promueve relaciones sanas.

Es posible que los padres con hijos en el Espectro Autista no quieran darles un perro de servicio porque los perros pueden ser un desafío para ellos. Los gatos, por otro lado, son una excelente alternativa. Tener una mascota les permite a sus hijos aprender fuertes habilidades interpersonales como compartir y empatía. La introducción de un gato a los niños en el Espectro Autista crea transformaciones en su crecimiento emocional.

Una investigación realizada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en niños en el Espectro Autista mostró que los niños que tenían mascotas tenían mejores habilidades sociales en comparación con los que nunca tuvieron la responsabilidad de una mascota.

Gatos Y Habilidades Sociales Para Los Niños En El Espectro Autista

Estos amigos peludos ayudan a mejorar las habilidades sociales para los niños en el Espectro Autista.

Aquí hay formas en que los gatos pueden ayudar a transformar la vida social de su hijo:

I) Enseñan empatía y compasión: A los niños en el Espectro Autista les resulta difícil comprender señales sociales simples. Presentarles un gato a tu hijo/a, especialmente a una edad temprana, como los 5 años, le ayudará a desarrollar compasión no solo por la mascota sino también por los demás. La responsabilidad de cuidar a la mascota le permitirá a tu hijo/a comprender las emociones de otras personas.

II) Alivian la ansiedad: Los niños en el Espectro Autista ven e interpretan las actividades cotidianas de una manera única, lo que los hace susceptibles a la ansiedad y el estrés. Acariciar, jugar o alimentar al gato ayudará a tu hijo/a a mantener la calma, incluso en situaciones que pueden provocar ansiedad.

III) Fomentar las conexiones: El tiempo de calidad con una mascota profundiza el vínculo entre las dos partes. Aunque la conexión sea invisible, puede sentirla el/la dueño/a y su amigo peludo. Es vital que los niños en el Espectro Autista se conecten con otras personas y qué mejor manera de aprender esto que con sus mascotas.

El autismo puede hacer que las personas se sientan aisladas a veces porque puede ser más difícil comprender las señales sociales. Los gatos carecen de señales sociales, y aman el afecto. La conexión con otro ser social brinda comodidad a los niños en el Espectro Autista. La relación formada con la mascota proporciona la base para crear conexiones sociales con los demás.

IV) Ayudan a reducir los síntomas del Espectro Autista en niños: Los síntomas del Espectro Autista, como no poder mantener el contacto visual y sentirse abrumado por las multitudes, pueden reducirse con ayuda de un gato. Los niños en el Espectro Autista muestran comportamientos sociales mejorados, como presentarse y responder preguntas. Esto sucede porque los niños pasan tiempo hablando con su mascota.

V) Proporcionar confianza: Los niños en el Espectro Autista pueden no sentirse cómodos en las multitudes; Esto puede hacer que se sientan aislados. Sin embargo, un gato los acepta por lo que son y les proporciona compañía incluso cuando los niños tienen mal humor. Esto eleva su sentido de autoestima y estima, lo que les permite sentirse seguros en las reuniones sociales.

Si no sabes cómo ayudar a un/a niño/a en el Espectro Autista, puedes conseguirle un gato porque las mascotas no juzgan y son buenos oyentes. Esto lo/la ayudará a practicar habilidades sociales frente a su mascota sin sentirse avergonzado/a; lo que genera confianza, y el/la niño/a puede interactuar bien en entornos sociales y con sus compañeros.

Los gatos ayudan a los niños en el Espectro Autista a mejorar sus habilidades sociales enseñándoles empatía y desinterés. Dado que las mascotas no tienen motivos ocultos ni experimentan cambios de humor, pueden ayudar a los niños a lidiar con las emociones, a practicar la amabilidad y a tolerar a los demás. Introducir gatos a los niños en el Espectro Autista a una edad temprana les permite ser asertivos y seguros, que son habilidades sociales vitales.

Fuente: Wilson, B. (s.f.). How Cats Can Help Children With Autism Become More Social. Autism Parenting Magazine. Recuperado de (https://www.autismparentingmagazine.com/cats-help-children-with-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “5 Formas En Que Los Gatos Pueden Ayudar A Los Niños En El Espectro Autista A Ser Más Sociables

  1. Hola.
    Primero, te expreso mi gran admiración. Eres una esperanza para quienes somos padres de niños con dificultades.
    Mi hijo Maximiliano está diagnosticado con Asperger, tiene 13 años. Tuve que retirarlo del colegio por una depresión. Queremos que lo retome para el 2020, pero no encuentro un colegio adecuado para él. Tu sabes si hay algún establecimiento o escuela que nos puedas recomendar en Puente Alto o en sus alrededores??
    Agradezco mucho tu labor
    Saludos
    Rose Carlsson, mamá de Maximiliano Álvarez

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s