Preguntas Repetitivas y Espectro Autista: Entendiendo las Preguntas Repetitivas

Muchos padres, cuidadores y personas que viven o trabajan con niños en el Espectro Autista estarán familiarizados con la experiencia de un/a niño/a que parece decidido a hacer preguntas repetitivas de manera persistente. Ser incapaz de entender por qué tu hijo/a está haciendo preguntas repetitivas o qué puedes hacer para ayudarlos y al mismo tiempo proporcionarte un respiro de este comportamiento repetitivo a menudo puede ser estresante y frustrante para todos los involucrados.

El Espectro Autista y las conductas repetitivas a menudo van de la mano, por lo que aprender a comprender por qué tu hijo/a está haciendo preguntas repetitivas es fundamental para aumentar tu tolerancia natural a este tipo de conductas repetitivas y para orientarte hacia las mejores o más adecuadas estrategias para ayudar en tu situación particular.

¿Qué son las preguntas repetitivas?

En relación con las preguntas repetitivas y el Espectro Autista, generalmente consideramos que las preguntas repetitivas son preguntas que se repiten una y otra vez, generalmente en el mismo tono y forma y, con frecuencia, en segundos o minutos entre sí. Dependiendo del contexto y la historia de la situación de una personas y de las respuestas proporcionadas en una situación específica, las preguntas repetitivas pueden persistir por períodos de tiempo más largos o más cortos. Participar en conductas repetitivas, como hacer preguntas repetitivas, también puede depender de diversos factores contextuales, como la ubicación, la hora del día, quién está presente, qué se solicita o se espera del individuo, etc. Siempre es una buena idea tratar de entrar el hábito de mantener datos sobre sus observaciones para ayudarlo a identificar cualquier patrón potencial en las conductas repetitivas de tu hijo/a.

Las preguntas repetitivas pueden continuar por días, semanas, meses o incluso años. La intensidad y la manera en que los niños en el Espectro Autista pueden plantear preguntas también variarán dependiendo de la persona interesada y de qué tan típicas sean las respuestas que se dan para esa persona en particular en un momento dado, por ejemplo, si un/a niño/a generalmente encuentra que las respuestas están por venir y de repente, disminuyen, por lo que es probable que aumente la urgencia y la intensidad de las preguntas repetitivas.

Con respecto a los niños en el Espectro Autista y al hacer preguntas repetitivas, generalmente también nos referimos a preguntas que ya han sido contestadas de manera activa y que el/la niño/a en cuestión ya conoce y, de hecho, espera y desea exactamente la misma respuesta o respuesta a ser proporcionado en cada ocasión que se plantea una pregunta repetitiva.

¿Por qué los niños en el Espectro Autista hacen preguntas repetitivas?

Hay muchas razones posibles por las que los niños en el Espectro Autista pueden hacer preguntas repetitivas. Como cualquier comportamiento, la función de las preguntas repetitivas puede variar de una persona a otra y de una vez o de una situación a otra. Aprender a comprender mejor la función de las preguntas repetitivas para tu hijo/a le permitirá responder de la manera más adecuada a las necesidades de tu hijo/a y le ofrecerá la mejor posibilidad de reducir o eliminar completamente esta conducta repetitiva. Vale la pena recordar que la repetitividad es comúnmente parte del territorio con respecto al Espectro Autista y muchos niños con la condición simplemente disfrutan de la previsibilidad de conocer las respuestas. Los niños en el Espectro Autista a menudo buscan y disfrutan de la predictibilidad y la repetición en todos los aspectos de sus vidas y las preguntas repetitivas son simplemente otra expresión de esta preferencia o tendencia particular. 

Las siguientes son algunas de las razones más comunes por las que los niños con autismo hacen preguntas repetitivas:

I) Un intento de comunicarse: Los niños en el Espectro Autista pueden tener el deseo de comunicarse pero aún no tienen las habilidades para iniciar o mantener una interacción verbal o una conversación. A veces, en el deseo de expresar algo que es nuevo o demasiado difícil de poner en palabras, el/la niño/a puede sustituirlo haciendo una pregunta más familiar. Incluso los niños con buenas habilidades de lenguaje pueden experimentar momentos en que su capacidad para comunicarse se ve disminuida debido al estrés o la emoción aumentada, lo que a veces puede resultar en ellos, confiando en formas de comunicación menos flexibles, como las preguntas repetitivas. Participar en conductas repetitivas, como las preguntas repetitivas, también es una forma efectiva de evitar otras preguntas o intercambios verbales que se encuentran fuera de su zona de confort.

II) Una necesidad de tranquilidad: Todos los niños, excepto los niños con en el Espectro Autista, en particular, tienen una fuerte necesidad de rutina, previsibilidad y transiciones suaves de un lugar a otro o de una actividad a otra, y muchos niños en el Espectro Autista no pueden enfrentar la incertidumbre o los cambios. Desafortunadamente, a menudo hay muchos aspectos de la vida diaria que pueden provocar ansiedad y están fuera de su control. Cuando las cosas no salen como esperaban y cuando las cosas se vuelven impredecibles en la experiencia diaria de un/a niño/a en el Espectro Autista, pueden buscar consuelo dentro de la previsibilidad y el control que ofrece participar en conductas repetitivas, como hacer preguntas repetitivas. En esencia, hacer preguntas repetitivas se convierte en una forma de estrategia de afrontamiento para los momentos de estrés e incertidumbre, lo logran mediante el uso de preguntas repetitivas para imponer su propio sentido de previsibilidad y estabilidad en su experiencia.Cuando otros responden a las preguntas repetitivas según lo deseado, ayuda a proporcionar una sensación de seguridad o comodidad (aunque fugaz en ocasiones, de ahí la necesidad de repetición) para el/la niño/a en cuestión. Este tipo de preguntas repetitivas a veces se evidencia, por ejemplo, hacia el final de la jornada escolar cuando un niño puede preguntar repetidamente “¿A qué hora me voy a casa?” O “¿A qué hora me recogerá papá/mamá?”, Etc. Tal vez el/la niño/a quiera todo para estar exactamente a tiempo o ansioso por llegar a casa o recordar una vez cuando su papá/mamá no se presentó a tiempo y se interrumpió su rutina. La preocupación de que cualquiera de estos u otros innumerables eventos puedan o no sucederá es a menudo lo que da lugar a algún tipo de comportamiento repetitivo en estas situaciones.

III) Entusiasmo y sobreestimulación: Muchos niños en el Espectro Autista tienen ciertos temas o intereses especiales en los que pueden sentirse extremadamente apasionados y centrados. Hacer preguntas repetitivas puede ser una forma efectiva de controlar la dirección de una conversación; Brindar una oportunidad para demostrar la riqueza de conocimientos en un área o tema de interés en particular o simplemente una forma en que una persona puede perseverar en su tema favorito. Este entusiasmo por discutir y hacer preguntas relacionadas con temas de especial interés también puede provocar que algunos niños se estimulen demasiado, lo que a su vez puede aumentar la intensidad con la que continúan con sus preguntas repetitivas sobre un tema en particular. ¿A quién no le gusta hablar de lo que realmente les interesa? Combina eso con una disminución en la conciencia o preocupación por las reglas no escritas de la interacción social típica y no es sorprendente que algunos niños en el Espectro Autista se involucren en este tipo de conductas repetitivas.

IV) Otras razones comunes: Algunas otras explicaciones comunes para este tipo de conductas repetitivas incluyen cosas como el deseo de ser social; una necesidad de atención; un intento de imitar las conversaciones de otros o un medio de escapar, retrasar o evitar situaciones, demandas, peticiones o expectativas menos favorecidas. Recuerda que esta no es una lista exhaustiva y una misma conducta repetitiva (en este caso, ‘participar en preguntas repetitivas’) puede tener diferentes funciones para diferentes personas e incluso para las mismas personas en diferentes momentos.

Fuente: Winters, R. (2015). Repetitive Questions and Autism: Understanding Repetitive Questions. Hubpages. Recuperado de (https://hubpages.com/health/Autism-and-Repetitive-Questions-Part-1Understanding-Repetitive-Questions). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s