Cómo Responder “¿Cuáles Son Tus Mayores Fortalezas?”

Previamente en este blog, examinamos la pregunta “¿Cuál es tu mayor debilidad?“. Ahora es el turno de una pregunta igual de frecuente y estresante en las entrevistas de trabajo para todos los niveles de posiciones en todas las industrias, “¿Cuáles son tus mayores fortalezas?

Incluso cuando nos hacen esta pregunta, debemos poder responderla para conseguir el trabajo. Después de todo, desde la perspectiva del empleador, el punto principal de una entrevista de trabajo es entender qué podrías hacer tú por la organización y por qué deberían contratarte a ti en lugar de alguien más.

Debes estar preparado/a para hablar de tus fortalezas. Muchos candidatos no lo hacen bien, por lo que hay una oportunidad para que te distingas de la multitud si puedes hablar sobre tus fortalezas de una manera auténtica y convincente.

Comencemos hablando sobre cómo responder cuando un/a entrevistador/a te pregunta específicamente: “¿Cuáles son tus mayores fortalezas?”

¿Por qué los entrevistadores hacen esta pregunta?

El trabajo de un/a entrevistador/a es encontrar a alguien que se desempeñe en la posición y se lleve bien con el equipo. Con esta pregunta, el/la entrevistador/a busca averiguar si:

• Tus fortalezas se alinean con las necesidades de la empresa.
• Eres la mejor persona para el trabajo, no es necesario esperar que llegue alguien mejor.
• Tienes cualidades, habilidades y/o experiencia que te diferencian de la competencia.
• Eres alguien que hará una excelente adición al equipo.

Errores Comunes

Algunas personas piensan que esta es una pregunta fácil. Esta pregunta es básicamente un aviso para que presumas y te “vendas” a ti mismo/a como la mejor opción para el trabajo. Entonces, ¿cómo pudiste arruinarlo? Te conoces, ¿verdad?

Desafortunadamente, muchos candidatos no se preparan adecuadamente y terminan saboteando su gran oportunidad.

Estos son los errores que suelen cometer (es posible que puedas sentirte identificado/a):

I) Falta de autoconciencia: La mayoría de los candidatos no pasan suficiente tiempo analizando sus fortalezas y pensando cuáles son las más relevantes para cada posición. Conocer tus fortalezas te será útil en las entrevistas de trabajo y también en el resto de tu vida. Si no sientes que tienes una idea clara de tus fortalezas laborales, sigue leyendo para obtener algunos consejos sobre cómo identificarlas.

II) Modestia: Muchos candidatos son demasiado humildes o simplemente no se sienten cómodos expresando aquello que los hace grandiosos. Tienes que superar cualquier duda para decir cosas buenas sobre ti mismo/a. Puedes hacerlo de una manera que sientas cómoda y auténtica si te preparas con anticipación.

III) Elegir fortalezas poco interesantes: Otros eligen fortalezas que no les ayudan a sobresalir: fortalezas que no son importantes para el trabajo en cuestión o fortalezas que se esperan de cualquier candidato. Este error hace que un/a candidato/a sea genérico/a y, en el mejor de los casos, olvidable. En el peor de los casos, eso puede levantar señales de alerta con el/la entrevistador/a: ¿quién quiere contratar a alguien cuya mayor fortaleza es la capacidad de llegar a tiempo al trabajo?

Cómo hablar de tus fortalezas

Es importante tomarte el tiempo para identificar tus fortalezas y PRACTICAR hablar de ellas con anticipación. De esa forma, estarás listo/a cuando entres a la entrevista para el trabajo de tus sueños. Comencemos por identificar/confirmar cuáles son tus mayores fortalezas:

I) Lluvia de ideas: Siéntate y haz una lista de tus fortalezas principales: Anota al menos 10 fortalezas y sé creativo. Expulsa tu modesto editor interno a otra habitación. Anota todo lo que se te ocurra. Puedes borrar más tarde si lo deseas.

Tus fortalezas podrían incluir:

  • Experiencia: Experiencia con un determinado software o tipo de actividad, experiencia en una industria en particular, un historial de trabajo con productos o clientes similares, etc.
  • Talentos: Habilidades como inglés, redacción de ensayos, argumentación, hablar en público, etcétera. (las posibilidades son infinitas)
  • Habilidades blandas: competencias como resolución de problemas, inteligencia emocional, trabajo en equipo, delegación, etc.
  • Educación/capacitación: Antecedentes relevantes sobre temas cruciales para el trabajo, incluidos títulos universitarios, certificados, seminarios de capacitación, tutorías, prácticas profesionales, etcétera.

Si tiene problemas para encontrar suficientes fortalezas laborales, anota las cualidades positivas de tu personalidad o tus fortalezas personales. Puedes encontrar formas de relacionarlas con tu desempeño laboral.

II) Concentración: Reduce tu lista a por lo menos 5 fortalezas con los que te sientas cómodo (o podría sentirse cómodo discutiendo con un poco de práctica). Mientras más, mejor. Es posible que no mencione todas estas fortalezas en cada entrevista, pero es bueno tener opciones.

Elige las fortalezas correctas

I) Sé preciso/a: Elige las fortalezas que realmente posees. No escojas una fortaleza solo porque está en la descripción laboral o si le funcionó bien a tu amigo/a. Quieres ser tú mismo/a en una entrevista, solamente la mejor y más profesional versión de ti mismo/a. Serás mucho más convincente y agradable si hablas de fortalezas auténticas.

II) Sé relevante: Debes tomarte el tiempo para analizar la descripción laboral e identificar las fortalezas más importantes para cada oportunidad. Es probable que tengas muchas fortalezas, pero ¿cuál será la más relevante para este/a entrevistador/a?

III) Sé específico/a: Elige fortalezas específicas. En lugar de “habilidades interpersonales” (demasiado amplio y aburrido), elige “formación de relaciones” o “comunicación persuasiva”. No seas genérico/a. ¿Podría el 90% de tus amigos tener esa misma fortaleza? Elige otra.

IV) No seas demasiado humilde: Evita minimizar tus fortalezas o responder con “fortalezas poco interesantes”. Elige algo impresionante. No optes por “fácil de llevarse bien” como tu principal atractivo. Casi todo el mundo puede y debe ser una persona fácil de llevarse bien. Para conseguir el trabajo, debes mostrar que aportarías más a la posición.

V) Prepárate para hacer una demostración: Ten preparado un ejemplo conciso para apoyar cada fortaleza. Ten cuidado con el tiempo. Tu respuesta todavía debe ser de 1-2 minutos de duración. Si deseas compartir 3 fortalezas y apoyar cada uno con un ejemplo, querrás practicarlo por adelantado para poder hacerlo de manera concisa.

¡Ayuda! ¡No sé cuáles son mis fortalezas!

Si te quedaste atascado/a tratando de desarrollar una lista de tus fortalezas, prueba estas técnicas:

I) Consigue una segunda opinión: Pregúntale a un/a amigo/a o colega de confianza cuáles creen que son tus mayores fortalezas.

II) Sé un/a detective: Vuelva a examinar tus evaluaciones de desempeño laboral. y analiza los comentarios positivos que recibiste. Descubre correos electrónicos antiguos alabando su trabajo (si no los ha guardado, inicia una carpeta ahora). Si eres un/a estudiante universitario/a o recién te has graduado, piensa en los comentarios que has recibido de profesores y supervisores de tu informe de tesis de pregrado y/o práctica profesional.

III) Revisa tu currículum vitae: Busca temas comunes en tus logros. A veces, estamos tan cerca del tema que perdemos perspectiva. Intenta leer tu currículum vitae con nuevos ojos, como si fuera el de un amigo que tú admiras. ¿Qué es lo que más destaca?

Algunas respuestas de ejemplo a “¿Cuáles son tus fortalezas?”

I) Ejemplo de respuesta: 3 fortalezas para un líder de equipo de tecnología

Creo que una de mis mayores fortalezas es como solucionador/a de problemas. Tengo la capacidad de ver una situación desde diferentes perspectivas y puedo hacer mi trabajo incluso ante obstáculos difíciles. También siento que mis habilidades de comunicación son de primera clase. Me siento tan cómodo/a presentándome ante ejecutivos de alto nivel como mediando un conflicto entre miembros del equipo de trabajo. Trabajé como programador/a en el pasado, así que tengo esa perspectiva de desarrollador/a y creo que me respetan por eso“.

Por qué es un buen ejemplo: Esta es una buena respuesta que resume tres fortalezas que son relevantes para el trabajo en cuestión. Solo decir que eres un “solucionador/a de problemas” y que tienes “buenas habilidades de comunicación” puede sonar insípido y ensayado. Debes agregar algunos detalles y colores para que tu respuesta sea más creíble y memorable. En este caso, el/la candidato/a habla sobre cómo funcionan sus habilidades de resolución de problemas (ver cosas desde diferentes perspectivas) y da ejemplos de sus habilidades de comunicación (presentándose ante líderes de alto nivel y mediando en las disputas del equipo). .

Observa que no incluyó un ejemplo específico para cada una de las fortalezas citadas. A veces deseas evitar meter demasiados detalles en una respuesta. No quieres que esta respuesta se convierta en un monólogo interminable. Este/a candidato/a dio un poco de detalle para cada fortaleza y luego dejó una oportunidad para que el/la entrevistador/a le solicite más información. Él/Ella debería, por supuesto, estar preparado/a con una historia de entrevista para cada una de sus fortalezas. De esa manera, él/ella estará listo/a cuando el/la entrevistador/a le pregunte: “Cuéntame sobre un momento en que resolviste un problema difícil” o “Dame un ejemplo de un conflicto que hayas mediado”.

II) Ejemplo de respuesta: ética del trabajo

Una de mis fortalezas es mi fuerte ética de trabajo. Cuando me comprometo con una fecha límite, hago lo que sea necesario para cumplir. Por ejemplo, la semana pasada tuvimos que presentar un informe y recuperamos algunos números tarde de nuestro equipo en Singapur. “Trasnoché para terminar la hoja de cálculo porque sabía que el cliente tenía que recibir el informe a tiempo“.

Por qué es un buen ejemplo: Ten en cuenta que la respuesta va más allá del “trabajar duro”, que es demasiado general. Cualquiera puede decir que trabaja duro. Este/a candidato/a es específico/a sobre lo que significa la ética laboral para él/ella y habla de ser confiable con un ejemplo específico.

III) Ejemplo de respuesta: Habilidades de escritura (Universitario/a recién graduado/a que solicita la posición de analista)

Estoy orgulloso/a de mis habilidades de escritura y creo que me harán un/a mejor analista. Soy capaz de comunicar temas complicados a diferentes audiencias. Puedo tomar una gran cantidad de datos e información y encontrar la historia y los temas que los clientes deben conocer.

Perfeccioné mis habilidades de investigación y escritura durante mis días escribiendo para el periódico universitario, donde aprendí a escribir bien en la fecha límite de editores bastante exigentes. Incluso gané un premio por mi serie sobre la crisis financiera“.

Por qué es un buen ejemplo: Esta respuesta explica por qué el/la candidato/a es un/a buen escritor/a y cómo eso se aplica a la posición. El ejemplo agrega credibilidad, mostrando que otros también creían que sus habilidades de escritura eran de primera categoría (editores, jueces de premios).

¿Qué pasa si no me preguntan sobre mis fortalezas?

Si el/la entrevistador/a no piensa preguntarte sobre tus fortalezas (no todos los entrevistadores han sido entrenados para hacer las preguntas correctas), tendrás que buscar oportunidades para hablar del tema.

Ten en cuenta que hay muchas otras preguntas que básicamente piden tus fortalezas. Éstos incluyen:

•¿Porque deberíamos contratarte?
•¿Por qué eres la mejor persona para el trabajo?
•¿Qué te hace encajar bien?

Debes ingresar a cada entrevista con un objetivo claro: comunicarle tus fortalezas más relevantes al/la entrevistador/a. Si no te lo piden directamente, busca oportunidades. Por ejemplo, cuando te hace una pregunta conductual (“Háblame de un momento …“), comparte un ejemplo que ilustra una de tus fortalezas principales y enfatízalo.

Si todo lo demás falla, espera hasta el final de la entrevista cuando te pregunten si tiene algo más que agregar (después de haberle hecho algunas preguntas inteligentes al/la entrevistador/a). Luego, aprovecha la oportunidad para resumir tus fortalezas y reiterar tu interés en la posición.

Fuente: Skilling, P. (2013). HOW TO ANSWER: What Are Your Strengths?. Big Interview. Recuperado de (
https://biginterview.com/blog/2013/03/what-are-your-strengths.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s