¿Cómo y Por qué es Necesario Cambiar la Forma en que Hablamos Sobre la Salud Mental?

Deberíamos hablar de salud mental de la misma manera que hablamos de salud física.

Si nunca has experimentado un ataque de depresión o ansiedad, puede ser fácil asumir que solo le sucede a “algunas” personas. Pero aquí está la cosa sobre las enfermedades mentales: no discriminan.

La frase “enfermedades mentales” tiende a usarse de manera despectiva. “Él debe estar mentalmente enfermo“. “Ella tiene una enfermedad mental“.

Pero no hablamos de salud física de esa manera. Nadie describe a otra persona diciendo: “Está físicamente enfermo”.

Cuando se trata de la salud física, entendemos que la salud es un amplio espectro. Algunas personas usan gafas. Otros tienen malas rodillas. Pero no agrupamos a todos y decimos que están “físicamente enfermos”.

La salud mental es un continuo. Y hay una buena probabilidad de que no estés en el extremo “completamente mentalmente sano” del espectro. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, solo el 17 por ciento de los adultos están funcionando con una “salud mental óptima”. Y es probable que nadie siga funcionando indefinidamente con una salud mental óptima.

El estrés, un cambio en las circunstancias, las interrupciones para dormir, un cambio en la dieta o problemas relacionados con la familia son solo algunas de las cosas que podrían afectarle a usted y a la salud mental de sus empleados en cualquier día.

Comencemos a hablar sobre la fuerza mental y cómo construirla

La diabetes a veces puede prevenirse o revertirse con un estilo de vida más saludable. Y a veces no puede. Sin embargo, aún hablamos sobre la importancia de comer saludablemente, hacer ejercicio y perder peso sin temor a que ofenda a las personas.

Pero cuando se trata de la salud mental, parece existir el temor de que hablar de prevención de alguna manera implica que las personas con enfermedades mentales tienen la culpa de sus problemas.

Crear hábitos mentales saludables y deshacerse de tus malos hábitos no evitará todas las enfermedades mentales. Pero podría evitar algunos. Hablar sobre cómo cuidarse mejor no debe ser ofensivo.

Es similar a la fuerza física. Alguien con una enfermedad física como la diabetes todavía puede desarrollar bíceps más grandes, y alguien con depresión o ansiedad todavía puede desarrollar músculo mental.

Hablar abiertamente sobre cómo construir fortaleza mental podría ayudar a muchas personas a mejorar su bienestar psicológico. Y aunque ocasionalmente puede ofender a alguien, también puede salvar muchas vidas.

¿Cómo cambiar la conversación?

Todos podemos ayudar a eliminar el estigma de las enfermedades mentales conversación por conversación. Aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a iniciar una conversación que podría cambiar la vida de alguien:

I) Hablar de recursos: Las enfermedades mentales son tratables, pero las personas necesitan saber a dónde acudir para obtener ayuda. Las herramientas de detección en línea, las líneas directas y los grupos de apoyo son gratuitos y están disponibles para todos. Si alguien necesita terapia o medicamentos, hablar con un médico suele ser un buen lugar para comenzar.

II) Discutir estrategias para construir la fuerza mental: Practica ejercicios de fuerza mental que te ayuden a lidiar con emociones incómodas y pensamientos negativos. Comparta sus estrategias con los demás y pregúnteles cómo manejan los problemas de duda, sentimientos de culpa o ansiedad.

III) Incorporar conversaciones sobre salud mental en la jornada laboral: Los problemas de salud mental afectan todo en el lugar de trabajo, desde la productividad hasta los costos del seguro médico, por lo que es un gran incentivo para que los líderes abran la puerta a conversaciones sobre cómo reconocer y tratar problemas, así como cómo tomar medidas preventivas.

IV) Piensa en la salud mental como un continuo: En lugar de suponer que estás mentalmente sano o mentalmente enfermo, reconoce que todos tenemos altibajos en la vida, y hay momentos en que su salud mental será mejor y otros momentos será peor.

V) Habla sobre la forma en que se presenta la enfermedad mental en las películas y los medios de comunicación: Desafortunadamente, muchas historias relacionadas con el crimen hacen referencia a la enfermedad mental del perpetrador. Las películas, los programas de televisión y los videojuegos tienden a representar a las personas con enfermedades mentales como peligrosas. Habla abiertamente con otros sobre el hecho de que la mayoría de las personas con enfermedades mentales no son un peligro para nadie.

VI) Comparte tu historia: Habla abiertamente sobre los períodos de tu vida en los que te has sentido deprimido o ansioso. Déjale las cosas claras a cualquier persona que te escucha que tú crees que una enfermedad mental puede pasarle a cualquiera y que es importante buscar ayuda.

VII) Ofrécete para ayudar a los demás: A veces, las personas con enfermedades mentales tienen dificultades para reconocer cuándo necesitan ayuda. Otros no saben a dónde acudir o qué hacer. Ofrezca ayudar a alguien a programar una cita con su médico y ofrezca llevarlos a la cita. Ese tipo de apoyo podría ser la ayuda que alguien necesita para comunicarse con un profesional.

Eliminemos los estigmas

Con esfuerzo y paciencia, eventualmente viviremos en un mundo donde todos reciban chequeos regulares de salud mental de la misma manera que reciben sus exámenes físicos anuales. Y las personas podrán hablar sobre la depresión, la ansiedad o el trastorno de estrés post-traumático de la misma manera que alguien podría mencionar tener artritis.

La enfermedades mentales son tratables. Pero antes de que podamos esperar que las personas obtengan la ayuda que necesitan, tenemos que asegurarnos de que se sientan seguras para pedir la ayuda que tanto necesitan.

Fuente: Morin, A. (2019). How Mental Health Conversations Are Reinforcing the Stigma. Psychology Today. Recuperado de (https://www.psychologytoday.com/us/blog/what-mentally-strong-people-dont-do/201901/how-mental-health-conversations-are-reinforcing-the). Traducido por Maximiliano Bravo.


Anuncios

Un comentario sobre “¿Cómo y Por qué es Necesario Cambiar la Forma en que Hablamos Sobre la Salud Mental?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s