8 Consejos para Hablar con tus Hijos Adolescentes Sobre el Sexteo y la Sextorsión

Los avances tecnológicos de hoy en día benefician al mundo de innumerables formas. Sin embargo, con estos beneficios también vienen algunos riesgos. Por ejemplo, el sexteo y la sextorsión, especialmente entre los adolescentes e incluso preadolescentes, es un riesgo que está aumentando en forma explosiva. Comprender qué significan estos conceptos y cómo hablar con tus hijos adolescentes sobre ellos es muy importante.

¿Qué es sexteo?

“Sexteo” es una expresión coloquial que combina sexo y mensajes de texto, se usa para describir la toma y el envío de fotos y videos sexualmente explícitos a través de mensajes de texto. También puede limitarse a la comunicación verbal, que consiste en mensajes sugerentes y abiertamente sexuales o descripciones de actos sexuales.

El sexteo entre dos adultos que expresan su consentimiento es perfectamente legal. Sin embargo, cuando hay menores de 18 años involucrados, las leyes de pornografía infantil y explotación sexual se violan fácilmente. Los adultos son procesados ​​por enviar mensajes sexualmente explícitos a menores de 18 años.

No obstante, los casos de menores de 18 años que envían contenido erótico a sus compañeros son cada vez más recurrentes. Las repercusiones legales del sexteo pueden ser bastante graves. Depende de padres bien educados y comprometidos vigilar y proteger a sus hijos.

¿Qué es sextorsión?

“Sextorsión” es otra expresión coloquial, que se refiere al delito de extorsión que se aplica a las fotos o vídeos sexuales que se envían a través de Internet o mensajes de texto. También es una forma de chantaje. Si dos personas se están sexteando, y una de ellas personas amenaza a la otra con la distribución del contenido explícito, esto es sextorsión.

Muchas personas son víctimas de la sextorsión todos los días. El/La transgresor/a puede exigir dinero, sexo o algún tipo de servicio de la víctima a cambio de mantener las fotos confidenciales. Es una violación de la confianza y, según los psicólogos, una de las formas más traumáticas de maltrato emocional.

Si bien es común entre los adultos (como es evidente por el lanzamiento de las fotos o vídeos sexuales de celebridades), también es cada vez más común entre los adolescentes, e incluso preadolescentes, que se encuentran en relaciones poco sanas o en relaciones que se han desintegrado.

¿Cómo manejar el sexteo y la sextorsión?

La forma correcta de manejar el sexteo y la sextorsión depende de la edad de la víctima. Para el sexteo agravado, que es el acto de enviar fotos o vídeos sexualmente explícitos a otros sin su consentimiento o después de que la víctima le haya pedido al perpetrador que se detenga, existen leyes de protección. Los casos pueden presentarse como acoso sexual o incluso bajo estatutos de extorsión.

Las leyes sobre sexteo de menores no siempre han estado al día con los avances tecnológicos. También varían según el país, y con frecuencia son procesados ​​por los estatutos de pornografía infantil. Si un/a joven envía, recibe o almacena material explícito de compañeros menores de edad, pueden ser acusados ​​de violaciones de pornografía infantil que conllevan fuertes sanciones. Es importante que los padres enseñen a sus hijos sobre las leyes de su país y que tengan esas difíciles pero necesarias discusiones sobre cómo navegar por el mundo digital.

Consejos para Padres e Hijos

I) Enfoque proactivo: Adopta un enfoque proactivo y comienza a analizar las ramificaciones del sexteo con tu hijo/a, utilizando un lenguaje apropiado para su edad.

II) Comunicación continua: Asegúrale a tu hijo/a que puede acudir a ti con preguntas, inquietudes y cualquier texto o imagen incómoda que reciba. Tú estarás allí para ayudarlos a navegar por los problemas virtuales y podrán confiar en ti para que los apoyes con sus inquietudes.

III) Hacer preguntas: ¿Sienten la presión de los demás para participar en tales actos o es parte de lo que creen que se espera de una relación romántica? Averigua qué piensan sobre el sexteo y por qué las personas lo hacen.

IV) Consecuencias inmediatas: Explícales las consecuencias legales y sociales que podrían ocurrir. Recuérdales que es extremadamente fácil para ellos perder el control de todo lo que comparten por Internet o por mensajes de texto.

V) Crear un plan de acción: Elimina las imágenes incómodas de todos los dispositivos. Si tu hijo/a ha enviado una imagen explícita, averigua dónde se envió y elimínala. También puedes solicitar que se eliminen las imágenes si han sido publicadas por otra persona en una cuenta de redes sociales.

VI) Discutir sobre el consentimiento: Hablen sobre el consentimiento y la confianza en las relaciones sanas. Recuérdales que no envíen mensajes explícitos que ven o reciben, sino que le informen a un adulto de confianza que puede ayudar a eliminarlos y ponerse en contacto con las personas adecuadas.

VII) Informar a la policía: Consulta las leyes sobre delitos informáticos de tu país. Es ilegal en muchos países que los adultos intercambien contenido sexual con un menor de edad incluso si no es un intercambio explícito de fotos.

VIII) Proporcionar recursos: Preparen algunos comentarios ingeniosos o utilicen sitios como Send This Instead para responder con mensajes divertidos o empoderantes a las solicitudes de fotos o mensajes explícitos.

Fuente: (2018). 8 Tips for Talking to Your Teen About Sexting and Sextortion. Bark. Recuperado de (https://www.bark.us/blog/8-tips-talking-teen-sexting-sextortion/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “8 Consejos para Hablar con tus Hijos Adolescentes Sobre el Sexteo y la Sextorsión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s