Buenas Prácticas para Asegurar una Mantención Laboral Plena para los Empleados en el Espectro Autista

Muchos de estos ajustes se incluyen en la categoría de “buenas prácticas”; se centran en el uso de un lenguaje claro y conciso, brindan un espacio estructurado para que los empleados en el Espectro Autista comuniquen sus inquietudes y les ayude a “mejorar”  capacitándolos en las habilidades que no poseen instintivamente (como el manejo del tiempo).

I) Abordaje para los nuevos empleados

Es posible que desees seguir las etapas relevantes del proceso de inducción del Espectro Autista; esto te proporcionará una guía paso a paso para garantizar que todas las “reglas no escritas” del lugar de trabajo se expliquen claramente para los nuevos empleados.

II) Estructura de las reuniones

Con el fin de garantizar que un empleado en el Espectro Autista obtenga el máximo beneficio de todas las reuniones, se recomienda que en todas las reuniones se le avise con anticipación y se proponga una agenda. También se debe animar a él/ella a que agregue a la agenda antes de la reunión. Esto ayudará al empleado a prepararse para estas reuniones y reducirá cualquier ansiedad que se produzca como resultado de no inferir de qué se tratará la reunión. Además, una agenda para las reuniones del equipo ayudará al gerente a identificar cuáles son los problemas importantes para el empleado y organizar un momento para discutirlos, si no es apropiado para la reunión del equipo.

Para todas las reuniones del equipo, el gerente debe reservar una cantidad de tiempo uno a uno con el empleado después de la reunión. Esto debe usarse para abordar cualquier tema que el empleado haya querido discutir en la reunión, pero se evitó debido al tiempo u otros temas de la agenda que tienen prioridad. Si esto sucede en una reunión, el gerente debe anotarlo y asegurarle al empleado que puede discutirlo para ponerse al día.

Un resumen de los puntos de acción de las reuniones debe devolverse al empleado en un formato de punto de viñeta escrito. Las reuniones de actualización deben programarse para una hora y un día establecidos cada semana, para que el empleado pueda planificar y prepararse para la reunión. Las reuniones deben seguir un formato claro y coherente. Por ejemplo:

  • Comentarios del gerente
  • Retroalimentación del empleado
  • Planificación del horario para la próxima semana.
  • Reportar cualquier cambio o evento próximo
  • Las reuniones deben tener lugar en un entorno tranquilo, con bajos niveles de ruido de fondo y oportunidades mínimas de interrupciones.

III) Clarificación del horario semanal

En algunos casos, se puede desarrollar un horario semanal claro con el empleado. Esto debería atenerse a una rutina tanto como sea razonablemente posible y debe delinear objetivos claros y manejables para cada día. Tener objetivos realistas para cada día ayudará al empleado a sentir que ha completado un trabajo con un alto nivel. El calendario debe tener todas las tareas descritas y un “Plan B” si alguna de las tareas no se puede completar por cualquier motivo. Por ejemplo:

a) Mañana

  • Empezar a trabajar y prepararse para el día
  • Limpiar la cocina (seguir los elementos de la lista de limpieza en la cocina).
  • Almorzar (hora exacta e identificación de dónde él/ella puede almorzar. Puede ser beneficioso programar almuerzos al mismo tiempo que amigos del trabajo para alentar una amistad y prevenir el aislamiento).

b) Tarde

  • Tarea externa: Cortar el pasto
  • Trabajar en un proyecto en curso (es decir, construir una alimentador para pájaros o trabajar en el mantenimiento de un banco)
  • Tarea interna: Limpiar la alfombra de las habitaciones A, B y C.

Para los empleados que tienen dificultades relacionadas con la función ejecutiva, puede ser beneficioso que la mañana de cada día sea la misma, pero las tardes son variadas.

Puede ser útil programar recordatorios de alarmas en el teléfono o reloj del empleado para ayudarlos a recordar cuándo realizar ciertas tareas.

IV) Manejo de la ansiedad

La ansiedad continua puede tener un efecto negativo grave en la salud y el bienestar. Es importante que se introduzcan ajustes para ayudar a controlar la ansiedad para apoyar al empleado y reducir la posibilidad de períodos prolongados de mala salud. Los ajustes comunes incluyen:

  • Configurar un sistema de comunicación del nivel de ansiedad entre el supervisor y el empleado, como un sistema de semáforo. El empleado le envía mensajes de texto al gerente cada mañana con rojo, amarillo o verde para indicar sus niveles de ansiedad para ese día.
  • Manejar las sensibilidades sensoriales (ver más abajo).
  • Reducir temporalmente la carga laboral con el apoyo del supervisor para la planificación del trabajo (es posible que se requiera apoyo de planificación laboral de forma continua).
  • Arreglos de trabajo remoto a tiempo parcial y asignación de espacio de trabajo privado cuando está en la oficina durante episodios masivos de ansiedad.
  • Uso de horarios para ayudar a manejar la ansiedad sobre la carga laboral.
  • Introducir descansos programados que incluyen un breve descanso por la mañana y por la tarde para que el empleado tenga tiempo para recargarse.

V) Comunicación clara

Al comunicarte con empleados en el Espectro Autista, es importante asegurarte de que todos los detalles de todas las tareas e información estén claramente comunicados. El personal debe asegurarse de no confiar en gestos o sugerencias no verbales para transmitir un mensaje: en lugar de eso, utilizan un lenguaje claro y directo, tanto en formato escrito como verbal. El empleado debe tener la oportunidad de hacer preguntas y aclarar cualquier área de incertidumbre. A menudo sentimos que nos estamos comunicando claramente cuando en realidad no lo estamos haciendo. Por ejemplo, podemos pedirle a una persona “¿puedes completar una tarea?” en lugar de “Necesito que complete la tarea antes de la 1 pm del martes y me la envíe por correo electrónico“. Al comunicarse claramente y evitar las bromas y el sarcasmo, las relaciones laborales mejorarán y el significado y el contexto de las personas detrás de las palabras y las acciones no se malinterpretarán.

VI) Retroalimentación

Se recomienda que se proporcione retroalimentación regularmente e incluya retroalimentación positiva además de los puntos para mejorar. Al dar retroalimentación, es importante que no se espere que el empleado brinde una solución a lo que podría hacer de manera diferente la próxima vez, sino que esto debe ser explicado claramente por el gerente. Todas las reuniones donde se da una retroalimentación negativa también deben incluir una retroalimentación positiva. Todas las reuniones en las que se debe abordar la retroalimentación negativa deben realizarse de la siguiente manera:

  • Lo que fue el incidente, explícitamente, directa y claramente.
  • Por qué los comportamientos o la interacción no fueron apropiadas, es decir, el efecto o las consecuencia resultante en otros empleados, supervisores y la organización en general.
  • Lo que el empleado podría hacer de manera diferente la próxima vez, incluidas las frases de secuencias de comandos que podrían usarse al comunicarse con colegas y otro personal.

Esto ayudará al empleado a desarrollar las herramientas y estrategias para evitar que suceda lo mismo en el futuro.

VII) Normas y pautas claras

En algunas situaciones, es importante proporcionar al empleado una regla clara o una guía para ayudarlo a navegar una situación. Por ejemplo, él/ella puede tener una tarea en su horario pero no puede hacerlo debido a otro conflicto, como el uso de una sala que se necesita para completar la tarea. Para situaciones como ésta, es importante que se desarrolle una regla clara. Una regla de ejemplo sería: “si no puede completar una tarea que necesita, hable con su gerente (u otra persona identificada), para que puedan brindarle una tarea alternativa y reprogramar la tarea que no se puede completar“.

VIII) Manejo de sensibilidades sensoriales y arreglos de trabajo

Las sensibilidades sensoriales pueden tener un gran impacto en el trabajo y el bienestar de los empleados autistas. Se recomiendan los siguientes ajustes para gestionar esto:

  • Horas de trabajo ajustadas: Las horas de trabajo del empleado pueden ajustarse para permitirle viajar al trabajo en momentos más tranquilos del día. Esto le permitirá perder el viaje en hora punta y minimizar cualquiera de sus ansiedades relacionadas con las sensibilidades sensoriales. Esto significará que él/ella comenzará a trabajar con ansiedades mínimas.
  • Trabajo remoto: Cuando sea apropiado, los empleados en el Espectro Autista pueden encontrar beneficioso trabajar remotamente por un número determinado de días a la semana.
  • Uso regular de las salas de reuniones: Puede ser beneficioso para el empleado reservar una sala de reuniones durante dos días a la semana para trabajar. Esto debe acordarse con el empleado e ingresarse en su calendario en forma continua durante tres meses. Los gerentes deben asegurarse de que el empleado haya reservado la sala y, si es necesario, haya reservado una computadora portátil con todo el equipo que necesita. Las personas relevantes deben ser informadas de este ajuste para que el empleado no sea penalizado por los momentos en que no se haya registrado en la oficina.
  • Espacio en el escritorio: Se debe permitir que el empleado se siente en un escritorio adecuado a sus necesidades sensoriales. Muchos empleados en el Espectro Autista encuentran que sentarse de espaldas a una pared, junto a una ventana, es lo mejor, ya que les permite cierto control sobre la luz y la temperatura y reduce las distracciones o la información sensorial de las personas que pasan. La ubicación del escritorio debe acordarse con el empleado y se debe probar durante varias semanas. Si significa que el empleado no está sentado con el equipo, esto no debería impedir este ajuste. Esto no significa que el empleado pueda mover escritorios continuamente.
  • Escritorios particionados: Se pueden usar tabiques móviles entre escritorios en una oficina de planta abierta para reducir las distracciones visuales
  • Auriculares con cancelación de ruido:  Son necesarios porque vivir en el Espectro Autista es como ser alérgico al mundo exterior. La hipersensibilidad sensorial aguda es un rasgo común de dicha condición. Así que los audífonos no son solo para aliviar el estrés, o un amortiguador contra el sonido: en realidad hacen que el mundo exterior sea más tolerable para el usuario. Por ejemplo, los auriculares les permiten sentarse en la micro camino al trabajo sin sentir irritación causada por el tráfico de hora punta o hacer sus labores en paz y tranquilidad sin escuchar las distractoras conversaciones de sus colegas en un pasillo cercano.
  • Iluminación ajustada y filtros de pantalla: Algunos empleados pueden beneficiarse del uso de bombillas fluorescentes de tonos cálidos en lámparas de techo o lámparas de escritorio. Los filtros de pantalla también se pueden usar para reducir el brillo de las pantallas.
  • Solicitudes a los empleados con respecto a los olores de perfumes y alimentos: En algunos casos, puede ser beneficioso para el supervisor tener una conversación discreta con sus colegas en relación con el perfume o la colonia. También puede ser apropiado solicitar que los empleados no coman el almuerzo en su escritorio, sin embargo, esto solo debe solicitarse en los casos en que se proporcione un lugar alternativo apropiado para el almuerzo.
  • Viajes adaptados: En los casos en que el empleado necesite viajar más de dos horas para una reunión, puede ser beneficioso para ellos tener una estadía de una noche para permitir que se recarguen después de una sobrecarga sensorial. Es posible que el empleado también deba llegar a otras reuniones con anticipación para tener tiempo de encontrar la ubicación, familiarizarse y recargarse.

IX) Manejo de los cambios

Siempre que sea posible, se debe dar la mayor antelación posible a cualquier cambio propuesto a las reuniones programadas, la gestión de la línea, la supervisión, la estructura organizativa, los acuerdos de trabajo y el entorno para reducir la ansiedad.

Se recomienda que se desarrolle una implementación en fases de un cambio en los procesos o procedimientos. Un plan de ejemplo es:

  • Explicar el cambio y por qué.
  • Diseñar un plan de acción de cómo se implementará el cambio: a) Fin de la primera semana, compartir con el supervisor; b) Fin de la segunda semana, compartir con dos colegas; c) Fin de la tercera semana, compartir con el resto del equipo.
  • Explicar las consecuencias claras de no seguir el procedimiento.

X) Pautas de trabajo

Es una recomendación que todos los procesos y procedimientos que se espera que siga el empleado sean claros y en un formato significativo. Esto debe describir claramente los procesos y procedimientos que deben seguirse, la lógica detrás del proceso o procedimiento y las consecuencias de no seguirlos.

Fuente: (s.f.) Best practice adjustments. National Autistic Society. Recuperado de (https://www.autism.org.uk/professionals/employers/sign-up/adjustments.aspx?fbclid=IwAR0GcM_qD8FKlsf3KE6LpSh3AapGyXP4QHDAurQJiHkPlEe_ne2I-J0LaSk#). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s