5 Cosas Mucho Más Importantes Que Tener La Razón

Muchas personas, independiente si estén o no estén en el Espectro Autista, no les gusta equivocarse.

¿Eres alguien que quiere, incluso necesita, tener la razón la mayor parte del tiempo?¿Todo el tiempo? ¿Te gusta tener la última palabra en una discusión? ¿Te sientes frustrado cuando otros no están de acuerdo con tus opiniones?

Tener la razón es tan sobrevalorado, especialmente cuando se trata de a expensas de la bondad humana básica. Inherente a la necesidad de tener la razón está el deseo, conscientemente o no, de ponernos por encima de los demás, de hacerlos equivocados para apaciguar nuestras propias inseguridades y la necesidad de nuestro ego de ser perfectos.

¿Dónde está la diversión en eso? ¿Dónde está el amor en eso? Hay tantas opciones más saludables que podemos hacer que tener que estar en lo cierto. ¡Comencemos a hacerlos!

Cuando descubrimos que nuestras mentes están atrapadas en la necesidad de tener la razón, ya sea en una discusión, una discusión o una conversación informal, llamemos a nuestros corazones para que integren las siguientes cinco virtudes.

I) Tolerancia: No siempre podemos estar de acuerdo, ni debemos intentarlo siempre. Eso no significa que todos los que no estén de acuerdo con nosotros estén equivocados, o que siempre tengamos razón. Hay tanto que aprender de las ideas y opiniones de los demás cuando nos mantenemos abiertos a escucharlos. Cuando renunciamos a la necesidad de estar en lo cierto, nos comunicamos y escuchamos en un nivel más profundo, con más comprensión y aceptación, y con menos juicio y resistencia. Así es como los diálogos avanzan y las conexiones se hacen más profundas. Además, nuestra apertura casi siempre fomenta la apertura en aquellos con quienes nos comunicamos.

II) Desapego: Es posible sentir pasión por lo que estamos tratando de expresar sin apegarnos a cómo se recibe. Cuando estamos apegados a lo que estamos diciendo, y a la necesidad de tener razón al respecto, a menudo terminamos forzando nuestras ideas sobre otros, o distorsionando nuestras creencias simplemente para obtener la aprobación de otros. El desapego nos da la libertad de comunicarnos sin la presión de tener que ser vistos como correctos. A través del desapego, podemos encontrar la paz con nuestros comentarios y con la dirección que tome una conversación. Quién tiene la razón y quién está equivocado se vuelve irrelevante.

III) Humildad: La necesidad de tener la razón está arraigada profundamente en el ego, y una cosa que nuestro ego no es es humilde. Tomemos aliento y traguemos nuestro orgullo cuando alguien dice algo que creemos que está mal. No tenemos que demostrarlo así. Aún más, tenemos que estar dispuestos a equivocarnos nosotros mismos. No se trata de comprometer nuestras verdades, sino de ser humildes dentro de su expresión. No importa si tenemos razón o no. Lo importante es cómo nos manejamos nosotros mismos en cualquier caso.

IV) Perdón: Aunque la necesidad de tener la razón entra en todas las áreas de nuestras vidas, es especialmente dañino durante los conflictos con aquellos que amamos. Cuando creemos que hemos sido perjudicados, a menudo queremos demostrarle a quien está herido o nos ha traicionado qué tan equivocados están. Queremos lastimarlos de nuevo.En cambio, el enfoque debe estar en el perdón. Es importante compartir nuestros sentimientos y expresar cómo nos sentimos heridos, pero no sin un compromiso de perdonar la acción y la persona, sin importar qué tan equivocados creamos que sean.Cuando el deseo de perdonar sienta un precedente, la necesidad de estar en lo correcto se disipa, abriendo la puerta para una conexión más consciente y saludable.

V) Amabilidad: Todos luchamos con las inseguridades de nuestros egos, con la inseguridad de estar equivocados. Y un ego amenazado casi siempre arremeterá. Cuando hacemos un esfuerzo para demostrar que alguien está equivocado al establecernos como correctos, estamos siendo poco amables en el proceso, ya sea que tengamos la intención de serlo o no. Solo el ego se preocupa por las distinciones entre lo correcto y lo incorrecto. El corazón simplemente ama y acepta a quien esté del otro lado de la conversación. Operemos desde nuestros corazones, con amabilidad.

La próxima vez que nos sintamos presionados para expresar nuestro punto de vista y sintamos la necesidad de tener la razón, tomemos un momento para recordar que estar en lo correcto no es el objetivo. No es importante. Tratemos de integrar algunas de las cualidades anteriores en nuestra forma de hablar, sabiendo que al hacerlo, invitamos a un intercambio más consciente y amoroso con quien esté al otro lado de nuestro diálogo.

Fuente: Stabile, S. (2014). 5 Things Much More Important than Being Right. Huffington Post. Recuperado de (https://www.huffingtonpost.com/scott-stabile/conscious-relationships_b_5627459.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s