Elimina las Palabras “Siempre” y “Nunca” de tu Vocabulario: Tu Pareja te lo Agradecerá

“¡Siempre te ayudo y nunca me ayudas!” ¿Te suena familiar? En el calor del momento, “siempre” y “nunca” parece salirse de nuestras lenguas de forma tan resbaladiza como la mantequilla, resultando en un colapso relacional total. Nos sentimos traicionados, incomprendidos y tergiversados ​​en el mejor de los casos. En el peor de los casos, es una deslealtad hacia nuestro propio espíritu, nuestra alma, nuestra bondad inherente e intenciones mutuas.

¿Qué causa una conversación “siempre y nunca”? Como todas las cosas en las relaciones, es complicado.

I) Cuando no nos sentimos escuchados, tenderemos a intensificar nuestras palabras, ya sea gritando más fuerte, siendo crítico o usando el pensamiento “todo o nada” como siempre y nunca. Son como arietes verbales que fuerzan nuestro punto de vista cuando no sentimos que nuestra pareja está respondiendo a lo que creemos que es una injusticia.

II) Usar palabras de “todo o nada” proviene de sentirse herido y luego tomar represalias de alguna manera. “¡Siempre te ayudo y nunca me ayudas!” ¿Qué está diciendo esto esencialmente? “Siempre hago todo por ti y nunca haces nada por mí”. También puede haber sentimientos más profundos de ser desagrado o inferioridad de lo que nos estamos defendiendo, por lo que nos elevamos a una justa indignación para ocultar nuestro sentido de inutilidad.

III) Las conversaciones “siempre y nunca” son también sobre querer sentirnos bien con nosotros mismos y dejar nuestros sentimientos negativos sobre nuestra pareja. Nos sentimos justos, buenos y superiores y la otra persona se vuelve inferior, egoísta e indiferente. Esto puede ser una defensa contra ser realmente íntimo. Cuanto más podamos devaluar a la otra persona, menos tendremos que necesitarla.

IV) Las conversaciones “siempre y nunca” no son productivas porque siempre crean una actitud defensiva y nunca forman una conexión. Lo que realmente queremos es transmitir nuestro punto de vista a nuestra pareja y crear un vínculo más fuerte en el proceso. Las conversaciones “siempre y nunca” son negativas. El objetivo es llegar a un acuerdo y ¿cómo puede alguien aceptar tales absolutos?

Entonces, ¿qué reemplazaría esta conversación ineficaz por un proceso más positivo? Lo que funciona mejor es una forma aún más mesurada de expresar lo que sentimos y, en última instancia, lo que necesitamos y queremos. Entonces, ¿cómo logramos eso?

I) Durante una discusión, llama la atención sobre el uso de “siempre” y “nunca” de tu pareja y pídele que te diga específicamente qué es lo que quieres de su parte.

II) Comprende qué sentimientos se están comunicando. ¿Tu pareja no se siente amada o apoyada? Trata de ver las emociones de lo que sucede detrás de las palabras y pregunten si no saben … diciendo algo así como: “¿Qué estás sintiendo en este momento?” o “¿Qué te está molestando?”

III) Dirige la conversación hacia por qué siente que no te preocupas por él/ella o por sus necesidades. No te pongas a la defensiva mientras escuchas sus palabras, pero repítelas para asegurarte de que realmente oíste lo que tu pareja te dijo.

IV) Haz un esfuerzo para ver objetivamente qué es lo que tu pareja trata de decirte.

V) Concéntrate en la idea de que ambos son responsables del problema y que ambos también son responsables de la solución.

Las conversaciones “siempre y nunca” solo aumentan el problema y reducen la capacidad de que la otra persona entienda lo que se está comunicando. También es, a su manera, una forma de maltrato porque tu pareja sentirá que sus opiniones y sentimientos no son validado.

Si le sugieres a tu pareja lo que puede hacer la próxima vez o si puedes decirle qué es lo que quieres y necesitas, o hablar sobre cuánto dolor sientes ahora, entonces se puede formar un diálogo. Recuerda eliminar las palabras “siempre” y “nunca” de tu vocabulario y tu pareja te lo agradecerá, porque la ayudarás a sentirse escuchada, respetada y sobre todo, amada.

Fuente: Locke, B. (2012). Why ‘Always’ and ‘Never’ Hurt Relationships. Care2 Healthy Living. Recuperado de (https://www.care2.com/greenliving/why-always-and-never-hurt-relationships.html). Traducido por Maximiliano Bravo.

Un comentario sobre “Elimina las Palabras “Siempre” y “Nunca” de tu Vocabulario: Tu Pareja te lo Agradecerá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s