17 Cosas que Todo Director de Recursos Humanos Necesita Saber Antes de Entrevistar a Candidatos en el Espectro Autista

I) Al ser entrevistados para un trabajo potencial, los adultos en el Espectro Autista pueden aparecer como uno de los dos extremos: a) Excesivamente confiados con una personalidad casi falsa o b) Extremadamente nerviosos e incómodos en su propia piel.

II) En raras ocasiones, durante una entrevista, un/a candidato/a en el Espectro Autista se sentirá cómodo y satisfecho, y puede presentar una versión más relajada de sí mismo. Esto no es un intento de engañar o fingir ser alguien más, sino un esfuerzo por intentar mezclarse y ser parte de la ‘norma’.

III) Sin pautas claras de cómo actuar en un rol específico, en este caso como entrevistado, el/la candidato/a en el Espectro Autista puede presentarse como ansioso, tenso, distante, asustado o extremadamente nervioso.

IV) Participar en una entrevista puede causar estrés durante los días previos a la entrevista. Dicho estrés entorpecerá el proceso de preparación para la entrevista, dada la tendencia de imaginar múltiples escenarios negativos día tras día. El/La candidato/a en el Espectro Autista generalmente revivirá la entrevista misma, repetidamente después del evento.

V) Lo que podría parecer un simple “no gracias” o “decidimos tomar una dirección diferente” para el director de Recursos Humanos, puede ser devastador para una persona en el Espectro Autista. Es común obsesionarse con las razones del fracaso y catastrofizar el resultado, incorporando el pensamiento auto-flagelantes de todo o nada en forma de pensamientos repetitivos sobre los “por qué” y “qué pasaría si”.

VI) Durante los procesos de selección y contratación de personal, el/la candidato/a en el Espectro Autista puede sentirse cómodo con franqueza (amable), instrucciones directas, consuelo constante y expectativas y objetivos claros. Si bien tales medidas pueden parecer un trato especial o considerarse como “excepciones”, dado que el Espectro Autista se centra principalmente en los desafíos sociales y de comunicación, tomar tales medidas para disminuir la ansiedad social debe considerarse una prioridad esencial en la contratación .

VII) Conocer los plazos exactos y estar expuesto a la correspondencia constante puede reducir los niveles de estrés de los candidatos, pero esto es particularmente cierto para las personas en el Espectro Autista. La sensación de imprevisibilidad y desconocimiento pueden agobiar a una persona en el Espectro Autista; y esta sensación de agobio afectará directamente sus relaciones con los demás y su comportamiento. Además, los cambios repentinos de tiempo, los retrasos y los cambios de fecha, por parte del reclutador, pueden llevar a que los candidatos experimenten un aumento en los niveles de estrés, pánico y nerviosismo.

VIII) Antes de una entrevista, algunos candidatos en el Espectro Autista crearán escenarios en su mente de fracaso y falta de comunicación , y temerán no poder expresar sus verdaderas intenciones y su verdadero ser. A menudo tienen miedo de no parecer lo suficientemente genuinos y honestos.

IX) En general, el/la candidato/a en el Espectro Autista querrá ser visto, escuchado y entendido; tal como es, es común que un candidato brinde información que el entrevistador no considera apropiada, necesaria o beneficiosa . La mayoría de las personas en el Espectro Autista, de hecho, compartirán pensamientos e ideas en su propio detrimento, incapaces de detener la necesidad de ser transparentes y comunicativos. Si bien el director de Recursos Humanos puede encontrar esta transparencia refrescante o curiosa, el candidato a menudo se sentirá desconcertado y avergonzado por sus propias acciones, pensando, una vez más, que han revelado demasiado y no han seguido las reglas “correctas”.

X) El/La candidato/a en el Espectro Autista probablemente desee tener la oportunidad de procesar con el/la entrevistador/a lo antes posible para conocer formas exactas y específicas de mejorar la presentación. Por esta razón, si la oportunidad lo permite, el candidato se beneficiará de una explicación cuidadosa con respecto a las razones por las cuales no fue contratado.

XI) Como las personas en el Espectro Autista presentan comorbilidades como trastorno obsesivo compulsivo, trastornos del estado de ánimo, estrés postraumático y los patrones de pensamiento antes mencionados que producen una autoimagen negativa, es vital para los miembros del equipo de reclutamiento ser sensibles a la posible consecuencias perjudiciales del proceso de entrevista. Las personas en el Espectro Autista simplemente no van a responder como candidatos sin Espectro Autista. Lo que una persona que no está en el Espectro Autista puede tardar una semana en superar, le puede demorar años a la persona en el Espectro Autista. A menudo los eventos, especialmente aquellos que crean una sensación de fracaso, se arraigan en la psique de una persona en el Espectro Autista para toda la vida. Si bien es imposible que las empresas tomen medidas para brindar consistentemente a los posibles candidatos una respuesta tranquilizadora después de una entrevista o sesión de evaluación, es plausible que los reclutadores se capaciten en medidas para prevenir futuros traumas.

XII) Algunas personas en el Espectro Autista tendrán poco o ningún problema para expresarse en varios lugares de comunicación. Pero la gran mayoría tendrá factores desencadenantes específicos para la comunicación que pueden generar diversos resultados, incluidos ataques de pánico, insomnio, ansiedad inconsolable y pensamiento rápido sin parar.

XIII) Mientras el/la candidato/a en el Espectro Autista está siendo entrevistado, a menudo se pondrá muy cohibido y estará preocupado por su propio nerviosismo y orientación interna, y simultáneamente experimentará dos conversaciones al mismo tiempo: una que se comparte en voz alta entre el entrevistador y el entrevistado, y otra que es un diálogo interno continuo. A menudo, la voz interna eclipsará la conversación externa y, como resultado, se perderán los intervalos de tiempo en la entrevista. Lo que podría parecer no estar presente o distraído , es típicamente el individuo que intenta equilibrar la voz interna con la conversación externa. Es aconsejable que el entrevistador brinde tiempo suficiente para replantear las preguntas, hacer declaraciones tranquilizadoras y redirigir al candidato con ideas y aportes positivos.

XIV) Los candidatos en el Espectro Autista a veces entran en pánico con las preguntas abiertas, ya que la mayoría son pensadores muy rápidos, capaces de conectar información a gran velocidad y llegar a conclusiones múltiples en cuestión de segundos. Al deliberar sobre una pregunta, el candidato también está contemplando lo que el entrevistador espera, desea y está insinuando. Cuanto más específica y directa sea una pregunta, mejor.

XV) Algunos candidatos darán respuestas rápidas, breves y abruptas y se los confundirá con no agradables y no comunicativos ; mientras que otros darán respuestas exageradas y tediosamente largas. Esta tendencia al exceso de participación, o la falta de respuestas, también estará presente en los documentos escritos, como los currículos y la correspondencia por correo electrónico. Es difícil para una persona en el Espectro Autista juzgar cuando la palabra escrita y la palabra hablada se consideran “suficientes”. Los esfuerzos para aclarar, investigar y recuperar información más “sustancial” pueden causar más angustia.

XVI) En la mayoría de los casos, las personas en el Espectro Autista se comunican mejor en forma escrita con tiempo para procesar, repensar y editar pensamientos e ideas, que la forma oral . Cuando sea posible, se debe utilizar algún tipo de evaluación escrita durante la selección del trabajo, como un ensayo o un lugar para enviar mensajes de texto.

XVII) Las personas en el Espectro Autista se han acostumbrado a ser juzgados, ridiculizados y que les ordenen a corregir su comportamiento una y otra vez. Las personas en el Espectro Autista a menudo han recibido consejos no solicitados, pero bien intencionados, durante toda su vida. Lo mejor es no ofrecer asistencia o ayuda, o un punto de vista, a menos que se lo pidan.

Fuente: Ciampi, M. (2017). Before You Interview an Autistic. What Every Hiring Agent Needs to Know. LinkedIn. Recuperado de (https://www.linkedin.com/pulse/before-you-interview-autistic-what-every-hiring-agent-marcelle-ciampi/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s