Cómo Responder a la Charla Interna Negativa de tu Hijo

“Soy tan tonto”, tu hijo murmura en la mesa de la cocina. Él golpea su puño sobre la mesa y gruñe.

Está haciendo una tarea de escritura. Escribir no es fácil. Las manchas del borrador llenan su página que demuestra que él no se siente feliz con sus intentos anteriores.

“No eres tonto, cariño”, dices tranquilamente.

Él arrugó el papel y gritó: “¡Sí lo soy! ¡Soy tan estúpido! ¡Soy el peor!”

Tu cuelga tu cabeza en sus manos.

¿Sólo está siendo dramático? ¿Realmente cree que es tonto?

¿Cómo responder a la charla interna negativa?

Cuando la boca de tu hijo expulsa una charla interna negativa, tu reacción instintiva es callarla. Para darle seguridad a tu hijo o para convencerlo de que su forma de pensar es errónea.

Desafortunadamente, sus palabras pueden coincidir con sus sentimientos. Él no se siente “inteligente” o “maravilloso” (como podrías sugerir), se siente “tonto”, “estúpido” y “como el peor niño del mundo”.

En vez de tomar acción para solucionar el problema, sería mejor intentar estas ideas para examinar la sensación subyacente y su lucha interna.

I) Empatía: Ponte en sus zapatos e intente comprender lo que puede estar sintiendo. “Esa tarea de escritura es bastante difícil, ¿eh?” O “¡Vaya, suena como si te sentiste frustrado!” Si no puedes pensar en qué decir, intenta una respuesta sencilla como: “Eso se ve difícil” o “¿Necesitas un abrazo? ”

II) Curiosidad: Algunos niños tienen dificultades para verbalizar el problema. Cuando comienzan a explorarlo juntos, pueden ser capaces de entender lo que realmente les molesta. “Me pregunto por qué esta tarea te está haciendo haciendo tropezar hoy.” O “¿Son todas las tareas de escritura o ésta en particular?”

III) Modificar el guión: Una vez que hayan explorado la situación, puede trabajar juntos para crear algunas frases nuevas para intentarlo de nuevo. En lugar de “Escribir es difícil. Soy estúpido “, su hijo podría decir:” Estoy trabajando duro para escribir” o “Cometer errores es parte del aprendizaje “. O incluso,” Mamá, me siento muy frustrado con esta tarea”.

IV) Solucionar el problema en conjunto: Resiste el impulso de sugerir una solución al problema o conducir a tu hijo a una respuesta que a ti te parezca correcta. Trabajen en equipo. A veces, no hay una solución fácil o solución rápida porque la respuesta es, “Tengo que seguir practicando” o “Me estoy esforzando para llegar a la meta”.

V) Desafiar pensamientos y sentimientos: Los sentimientos vienen y van, no te definen. Tu hijo puede sentirse desagradable y feo, pero sentir algo no significa que sea verdad. Alguien puede tener dificultades y no ser estúpido. Es totalmente recomendable conversar acerca de los momentos en que tu hijo ha superado algo difícil y se sentía confiado o emocionado.

Mantén las conversaciones breves, no es necesario abordarlo todo a la vez.

Tú sientes ansiedad por cómo ayudar a tu hijo, pero no siempre es fácil aceptar comentarios positivos y tranquilizadores si has estado en un estado mental negativo. Espera recibir una pequeña resistencia inicial. Especialmente si tu hijo no está acostumbrado a ver las cosas desde una perspectiva diferente.

¿Qué más puedes hacer?

Crear un ambiente de apoyo, ánimo y enseñar tolerancia a la frustración utilizando estos consejos.

I) Darle opciones a tu hijo: Deja que tu hijo tenga la opción de tomar decisiones a lo largo del día, escoger qué ropa ponerse, qué comer de colación o dónde hacer sus tareas. ¡Dale feedback positivo por sus buenas decisiones y modera las críticas para que siempre sean constructivas jamás destructivas! Si les da una opción, guárdate tus opiniones negativas.

II) No le temas a la imperfección: ¡Todos cometemos errores, incluyéndote! Practica responder moderadamente ante los errores, “¡Oops! ¡Se derramó la leche! Sé un ejemplo  de cómo manejar sanamente las frustraciones cotidianas, discúlpate después de gritar, o reconoce cuando hayas tenido algo que ver durante un malentendido.

III) Concentrarse en lo bueno: En lugar de ser quisquilloso o enfocarse constantemente en lo que necesita cambiar, es mejor aprender a dejar ir las cosas. Desarrollar o enmendar la relación con tu hijo puede ser más importante que un dormitorio ordenado. Trate de dar 5 declaraciones positivas por cada declaración negativa.

IV) Fomentar la independencia: Los niños necesitan a sus padres para ayudarlos a tomar buenas decisiones o mantenerse enfocados, pero a veces la dirección constante envía el mensaje: “No puedes hacerlo solo”. Resuelvan los problemas juntos, pregúntale su opinión a tu hijo o haz que ofrezca una solución.

V) Valorar la perseverancia: Concéntrate en los pequeños pasos que conducen al éxito, superando un obstáculo o acercándose a un objetivo. Frases como “Estoy trabajando muy duro en eso …” o “¡Eso requirió mucho esfuerzo!” Ayuda a tu hijo a ver los beneficios del proceso en lugar del premio al final.

VI) Enséñale habilidades de afrontamiento: Expón a tu hijo a una variedad de habilidades para afrontar con calma las situaciones difíciles, trabaja en la respiración profunda y crea mantras positivos y útiles. Practica a menudo estas habilidades para que tu hijo esté preparado y sepa manejar situaciones frustrantes y pensamientos desalentadores.

VII) Buscar apoyo: Si has estado trabajando con tu hijo por un tiempo y todavía los oye sufriendo a causa de su charla negativa intenta, o si amenazan con desarrollar conductas autolesivas o dañar a otros, puede ser hora de buscar apoyo de un terapeuta local. (Si tu hijo tiene tendencias suicidas, por favor busca apoyo inmediatamente)

Mirando hacia arriba desde tus manos, te encuentras con los ojos de tu hijo.

“Esta es una tarea frustrante”.

“Sí.” Él contesta.

“¿Cómo puedo ayudar?”, Preguntas tú.

Encogiéndose de hombros, responde, “Podrías hacerlo por mí”.

Los dos se ríen.

La tarea es igual de difícil, pero al menos puedes hablar de ella sin oír la palabra “tonto”.

Fuente: Schwarz, N. (2016). How to Respond to Your Child’s Negative Self-Talk. Imperfect Families. Recuperado de (https://imperfectfamilies.com/childs-negative-self-talk/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s