6 Pasos Para Hacerte Respetar y Defender tus Derechos

Muchos individuos diagnosticados con Espectro Autista no tienen un plan de acción o el conocimiento sobre cómo hacerse respetar y defender sus derechos, mucho menos saben cuál es el momento adecuado para ello. Sigan leyendo y lo descubrirán.

¿Cuándo es importante hacerte respetar y defender tus derechos? En cualquier momento que necesites plantear lo que tu necesitas ayuda de alguien y en cualquier momento que necesites sentirte escuchado.

¿Qué es importante que sepas cuando trates de hacerte respetar y defender tus derechos? Que tú eres valioso, que sabes que algo necesita ser abordado, cómo te siente respecto a ello y cuál es tu postura ante la situación específica. Es importante recolectar y organizar datos sobre lo que estás tratando de defender. Entonces es el coraje de exponer tus argumentos y hacer las preguntas necesarias lo que te ayudará a solucionar tus problemas.

A continuación éstos son los 6 pasos para hacerte respetar y defender tus derechos:

I) Expone tus necesidades:

  • Comienza anotando una lluvia de ideas en una hoja de papel en relación con todo lo que opinas no está bien sobre el tema en cuestión.
  • Ves si puedes hacer un análisis más profundo de la situación y pregúntate “¿Por qué?” eso te molesta y escríbelo. Este es el comienzo de la autoconciencia y te ayudará a explicar a quien sea que defiende y simpatiza tu punto de vista el por de tus sentimientos. Si no puede encontrar las palabras adecuadas a veces las imágenes o describir tus sentimientos podría ser útil también.
  • Si hay impedimentos, sigue adelante. A medida que las imágenes se vuelven más claras, las preguntas serán contestadas. Haz una lista de manera organizada:

II) Enumera tus ideas de forma organizada:

  • Organiza sus pensamientos en una hoja de papel, o grábalos con tu celular. Esto ayudará a articular ante la otra persona qué es lo más importante para ti.

III) Busca apoyos (Si necesitas ayuda externa):

  • Reúnete con alguien que te sea de confianza y pídele su apoyo, o para rebotar ideas si es necesario. Por lo general, lo mejor es escoger a alguien que a largo de tu vida quiera verte sonreír y alguien que te conozca muy bien y te acepte tal como eres.
  • Repasen juntos tus posibles argumentos para que así puedas pedir lo que necesitas con más claridad. Puedes pedirle a esta persona que te ayude a buscar más apoyos adicionales si es necesario.

IV) Pide claramente lo que necesitas:

  • Si no sabes lo que necesitas, vuelve al Paso 1 y dilo con más claridad.
  • Pídeles a las personas que te apoyan que te den espacio para procesar la información y pedirle a los demás lo que necesitas basándote en la lista que ya escribiste. Lo que esto significa es que les pides el tiempo para hablar de manera lenta y clara acerca de lo que necesitas y hacer que escuchen. Es en este punto tú puedes investigar lo que necesitas con esta persona basada en la lista de las cosas importantes para ti

V) Haz un plan de acción:

  • Organiza con ayuda de las personas que te apoyan tus pensamientos sobre lo que hablaste durante el Paso 4. Enuméralos, agruparlos, lo que sea que resulte apropiado. Organizar el problema en cuestión a menudo puede darle más claridad a la solución. Hacer esto con la persona que has identificado como tu defensor les da una idea de tus valores y motivos para que puedan apoyarte mejor.
  • Genera una secuencia de acciones para abordar el problema, desde la primera acción hasta la resolución.
  • Haz una secuencia clara, con acciones sencillas que se apoyen entre si. Piensa en cada acción. Las acciones deben estar relacionados con el desafío. Deben ser claras, medibles y manejables.
  • Después de organizar tus pensamientos, este es el momento para comenzar a encontrar recursos externos para ayudarte a resolver las cosas que son la causa de tus problemas.

VI) Actúa con responsabilidad:

  • Asegúrate de darte plazos a cumplir y asume la responsabilidad de tus acciones (e inacciones).
  • Si una de las acciones propuestas resulta muy complicada o demora demasiado tiempo, divídela en porciones más sencillas. Todo sucede un paso a la vez. A menudo nos sentimos bloqueados por los obstáculos que aún no han sido descompuestos en acciones más sencillas.
  • Trabaja en tu lista. Esfuérzate. ¡Siente orgullo de tu progreso!

Estas medidas de responsabilidad personal serán la clave para conocerte mejor y saber qué es lo que quieres lograr y por qué. Identifica tu necesidades, pide tiempo espacio para pensar e involucra la confiable perspectiva de un tercero que asuma el rol de tu defensor. Es sólo entonces que podrás hacerte respetar y defender tus derechos y explicarle a los demás qué es lo que tú necesitas y por qué. Cuando estés seguro de estas cosas serás capaz de pedir lo que necesitas de una forma clara y sencilla, y serás capaz de procesar mejor la información que recibas a cambio.

También prepara el escenario para que alguien te trate con respeto, porque lo estás demostrando siendo respetuoso contigo mismo.

¡Esto es hacerte respetar y defender tus derechos!

Fuente: Asperger Experts. (s.f.). Being A Self-Advocate: 6 Steps To Advocating For Yourself. Recuperado de (https://www.aspergerexperts.com/basics/advocating-for-yourself/?WickedSource=facebook&WickedID=blog-article-advocating-for-yourself). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s