Cómo Ayudar a una Persona con Espectro Autista Cuando Está Enojada

Las personas con Espectro Autista pueden experimentar la ira de manera diferente. Mientras que algunas son tranquilos por naturaleza, otros fácilmente pierden los estribos y les resulta difícil controlar su ira. Lidiar con alguien que se sienta frustrado o molesto puede ser difícil, pero acercarse a ellos con un poco de comprensión y buena voluntad puede hacer una tremenda diferencia.

A continuación están los pasos a seguir para reducir la tensión de una situación que pondrá a prueba la paciencia de todas las partes involucradas, independiente que tengan o no tengan Espectro Autista:

I) Reconoce que a las personas con Espectro Autista les resulta difícil controlar su ira: Muchas personas con Espectro Autista tienen problemas para reconocer y controlar sus sentimientos. El mundo es un lugar difícil para ellos, y se necesita fuerza y paciencia para manejar los desafíos que enfrentan rutinariamente. Esto hace que la gestión de la ira más difícil para muchas personas autistas que para los no autistas.

II) Ofrece tu ayuda: A veces las personas con Espectro Autista les gustaría recibir consuelo; Otras veces prefieren estar solos. Pregunta si le gustaría quedarse donde están y conversa con ellos, y prometa respetar sus respuestas.

  • Si se sienten demasiado frustrados o agobiados para hablar bien, ofrézcales hablar sobre la situación una vez que se sientan más tranquilos, no antes. También puede hacerles preguntas cerradas (sí / no) para que puedan responder levantando o bajando los pulgares.
  • Si quieren estar solos, hágales saber dónde estás, si ellos lo desean. Es posible que sólo quieran estar solos por uno o dos minutos, así que clarifica que todavía estarás disponible.

III) Respeta sus límites: A veces las personas olvidan que las personas con Espectro Autista también tienen límites, o que sus límites pueden ser diferentes. En caso de sentir dudas, primero pregunta, y respeta siempre sus respuestas. Esto es clave para bajar la intensidad de la situación y mostrar que te importa su bienestar emocional.

  • No los toques sin que ellos previamente hayan dado su expreso consentimiento. Debido a problemas sensoriales, algunas personas con Espectro Autista pueden ser táctilmente defensivas, es decir que se sienten nervioso y/o molestos ante el contacto físico. Pregunta primero “¿Quieres un abrazo?” O bien “¿Puedo poner mi brazo alrededor del tuyo?” Si se niegan, simplemente significa que, por ahora, no están en las mejores condiciones para manejar la situación. (Todavía te quieren.)

IV)  Pregúntale qué le molesta: ¿Se siente frustrada por algo específico? ¿Tú o alguien más los hizo sentirse así? Hay muchas cosas que podrían causar su ira, desde lo más obvio (por ejemplo, un conflicto en la escuela/el trabajo) hasta lo más sutil (por ejemplo, una mosca zumbando alrededor de la habitación).

V) Escucha con atención: Incluso si la causa de su ira te resulta extraña o ridícula, es importante que ellos sepan que te importan sus sentimientos. Hazles saber que tu intención no es trivializar o menospreciar sus reacciones emocionales, validando sus causas. Estos son algunos ejemplos para ofrecer validación:

  • “Te ves muy estresado.”
  • Eso suena perturbador.
  • “Ya veo.”
  • Eso también me haría enojar.
  • “Pareces frustrado / furioso / decepcionado / etc.”
  • “¿Así que te sientes molesto porque … (resúmelo como mejor te salga)?”

VI) Ayúdalo a calmarse: Una vez que la causa haya sido identificada, trata de ayudarlos a calmarse con su música favorita, juguete favorito, manta favorita o cualquier objeto de apego de su preferencia. Hay muchas cosas que puedes hacer. Si sabes cómo prefieren calmarse, haz todo lo que puedas para ayudar a preparar el escenario para eso.

  • Algunas personas tienen un rincón de calma o una “caja de cosas molestas”para este propósito.
  • Ofrezca para ayudarles a usar técnicas calmantes. Si son niños o adolescentes, enséñeles a controlar su ira.

VII) Hazle saber que hay opciones: Esto ayuda porque se sienten más en control, y les recuerda que te importa lo que ellos quieren. Estos son algunos ejemplos de opciones que puedes ofrecer:

  • “¿Te gustaría sentarte?” (“No, bueno, nos quedaremos de pie.”)
  • “¿Qué objeto de apego te gustaría?”
  • ¿Te gustaría que te trajera algo para tomar? Tenemos agua, leche con chocolate o Coca Cola. ¿Cuál quieres?”
  • “¿Le ayudaría si hicimos algunos ejercicios de relajación juntos?”
  • “¿Quieres un abrazo?”

VIII) Háblale con un tono de voz tranquilo y relajado: A veces, la aceptación y la tranquilidad es lo que más necesitan las personas con Espectro Autista. Hazles saber que está bien enojarse, y que tú no vas a juzgarlos o recriminarlos por ello.

Si desean que te quedes, entonces hazlo, y diles palabras gentiles como: “Está bien, podemos resolverlo”. Evita emitir declaraciones como, “¡Vamos, no es gran cosa!” o “¡Supéralo!” ya que minimizan algo que a las personas con Espectro Autista les afecta severamente.

IX) Ofrece posibles soluciones: Si quieren soluciones, trate de ayudarles a idear las suyas. Evita dar consejos no solicitados, ya que pueden sentirse criticados por no pensar en soluciones diferentes. En su lugar, preséntalos como opciones, tales como “¿Sería útil si (X)?” O “¿Qué crees que podría mejorarlo?” Déjelos dirigir el flujo de la conversación. Si pueden desarrollar un plan de acción juntos, esto les ayudará a sentirse más tranquilo.

  • Si dicen que no, está bien. Tal vez sólo necesitan desahogarse o estar solos. Ellos acudirán a ti si te necesitan.
  • Si este proceso les molesta, pregunte si les gustaría descansar de la tormenta de ideas y hacer algo relajante.

X) Reconoce y acepta tus limitaciones: A veces es posible que no sepas cómo ayudarlos cuando se sientan enojados, o podrías sentirte demasiado estresado para ofrecer tu apoyo. Tú no eres responsable de sus sentimientos. Está bien alejarte de la situación o decir “necesito tomar un descanso” y volver una vez que estés más tranquilo. También puede llamar a un cuidador o un ser querido que podría saber cómo manejar mejor la situación.

  • Si exhiben conductas autolesivas, trata de redirigirlas o suavizarlas. (Por ejemplo, coloque una almohada entre su cabeza y la mesa, o pídales que golpeen los cojines del sofá en vez de la pared.) Evite agarrarles con fuerza, porque podrían sufrir ataques pánico y responder con azotes.

XI) Dale tiempo para calmarse: Esto podría querer decir que la persona con Espectro Autista le gustaría hacer algo relajante contigo o estar a solas. Podrían pasar varios minutos (u horas) antes de que confirmen que estén mejor.  La paciencia es clave para ser un buen amigo de una persona con Espectro Autista. Siempre hay que estar preparado para ideas y ritmos fluctuantes. Ofrece tu apoyo, y déjelos hacer lo que necesitan hacer.

No sé si el autor del artículo original tiene o no tiene Espectro Autista, pero los consejos ofrecidos por él (o ella) son gentiles, compasivos y excelentes.

Fuente: (2016). How to Help an Angry Autistic Person. BAYDAKH. Recuperado de (http://autism.baydakh.com/index.php/2016/05/16/how-to-help-an-angry-autistic-person/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s