Entrevista: Henry y Kamila Markram sobre la Teoría del Mundo Intenso para el Espectro Autista

I) La Teoría del Mundo Intenso arroja luz sobre el misterio del Espectro Autista y ofrece ideas fascinantes y refrescantes. Esta teoría puede confundir a aquellos con una comprensión limitada de la neurociencia. ¿Cómo explicarían la Teoría del Mundo Intenso a las personas comunes y corrientes?

La Teoría del Mundo Intenso afirma que el Espectro Autista es la consecuencia de un cerebro sobrecargado que hace que el mundo sea dolorosamente intenso y que los síntomas son en gran medida porque los autistas se ven obligados a desarrollar estrategias para evitar activamente la intensidad y el dolor. Los individuos diagnosticados con Espectro Autista ven, oyen, sienten, piensan y recuerdan demasiado, demasiado profundamente y procesan la información demasiado completamente. La teoría predice que el niño diagnosticado con Espectro Autista se está refugiando en una burbuja controlable y predecible para protegerse de la intensidad y el dolor. La teoría se originó a partir de descubrimientos neurocientíficos sobre un modelo animal del Espectro Autista y se amplió al dar cuenta de la investigación previa sobre el Espectro Autista en los seres humanos. Es una teoría unificadora porque toma en cuenta y explica los muchos resultados e interpretaciones diferentes de un espectro de estudios sobre el Espectro Autista.

El cerebro está sobrealimentado porque las unidades funcionales elementales del cerebro están sobrealimentadas. Estas unidades se llaman microcircuitos neuronales. Los microcircuitos neuronales son el ecosistema más pequeño de neuronas que pueden apoyarse mutuamente para llevar a cabo funciones. El cerebro se compone de millones de estas unidades. Estos microcircuitos son hiperreactivos e hiper-plásticos. Eso significa que reaccionan y procesan la información mucho más rápido y más intensamente, pueden aprender mucho más y recordar mucho más, y pueden recordar las cosas con mucho más detalle. La Teoría del Mundo Intenso propone que tener tales unidades de gran alcance dificulta la orquestación, como tratar de tocar un piano con un millón de llaves. Los microcircuitos más afectados dependerán de la genética, los insultos tóxicos durante el embarazo y el tipo de exposición ambiental después del nacimiento. Cada niño diagnosticado con Espectro Autista será por lo tanto único porque los microcircuitos son hiper-funcionales y dominan el patrón idiosincrásico que emerge.

La teoría predice que hay tres factores en la causa del Espectro Autista; Una predisposición genética, un insulto tóxico durante el embarazo y una exposición ambiental después del nacimiento. Nuestros genes suelen encender un apagado en una secuencia oportuna y precisa, como la reproducción de una pieza de música a lo largo de la vida. El Espectro Autista es una aceleración desencadenada de esta cascada de expresión génica durante el desarrollo del cerebro. Creemos que las toxinas durante el embarazo desencadenan esta aceleración. Muchas posibles mutaciones genéticas pueden reducir el umbral para activar la cascada acelerada. La exposición ambiental que normalmente acelera el desarrollo del cerebro acelera el desarrollo del cerebro aún más en los individuos diagnosticados con Espectro Autista haciendo que el cerebro demasiado sensible, demasiado pronto.

El peligro del desarrollo acelerado del cerebro es que no se completan todos los pasos necesarios para completar el recorte de las conexiones entre las neuronas y que algunos microcircuitos que deben esperar su turno para desarrollarse, desarrollarse demasiado pronto y comenzar a dominar sobre los otros microcircuitos que conducen hiper -preferencias, repetitividad, idiosincrasia y, finalmente, hacer desaprender y rehabilitar muy difícil.

Si bien será difícil revertir y corregir estos cambios de desarrollo por completo, la teoría apunta a muchas nuevas y emocionantes posibilidades para diagnosticar, tratar y ayudar a los niños diagnosticados con Espectro Autista a beneficiarse de su cerebro único. Por ejemplo, si el entorno puede ser cuidadosamente controlado después del nacimiento, entonces el niño diagnosticado con Espectro Autista podría mantener los microcircuitos sobrealimentados, así como su capacidad para orquestar estos microcircuitos para expresar plenamente su genio sin el sufrimiento que puede venir con un cerebro sobrealimentado.

II) Describan la evolución de la Teoría del Mundo Intenso desde su inspiración hasta su publicación.

Nuestra investigación sobre el autismo comenzó en 1998, mientras que Henry Markram estaba en el Instituto Weizmann. Henry tiene un hijo diagnosticado con Espectro Autista (ahora de 16 años de edad) y por supuesto estaba motivado para entenderlo. En ese momento la mayoría de los investigadores estaban mirando el cerebelo, el tronco cerebral y otras áreas para las alteraciones y muy pocos estaban viendo alteraciones neocortical. Henry pensó que esto era extraño ya que la mayoría de los síntomas en el Espectro Autista están relacionados con alteraciones en la percepción, la atención y la memoria, y tales funciones avanzadas dependen en gran medida de las funciones neocorticales normales. En 2000, Henry se tomó un año sabático hacia el laboratorio de Michael Merzenich en UCSF y propuso que tal vez el equilibrio excitatorio-inhibitorio fue afectado. Henry pensó por primera vez que la inhibición se vio afectada y recibió una subvención de la NAAR (Alianza Nacional de Investigación del Autismo) para establecer cómo el sistema inhibitorio se recluta en el cerebro normal y en modelos animales del Espectro Autista.

Esta investigación continuó cuando Henry se trasladó al Instituto Federal Suizo de Tecnología en Lausana (EPFL). Su estudiante Tania Rinaldi usó el modelo animal valpróico del Espectro Autista, que parecía prometedor basado en el trabajo de Patricia Rodier. No pudieron encontrar fallos en las sinapsis inhibitorias y empezaron a buscar las conexiones excitatorias. Encontraron que demasiadas conexiones excitatorias se formaron en el neocórtex de animales con Espectro Autista. También encontraron que el circuito respondió demasiado fuertemente cuando se estimuló y que las sinapsis aprendieron mucho más fácil de lo normal sobre el estímulo.

Kamila Markram, un neurocientífico del comportamiento que trabaja en el laboratorio de Carmen Sandi, enfatizó la importancia de examinar la amígdala porque el Espectro Autista tiene un componente emocional profundo y porque las teorías anteriores sugieren que la amígdala está funcionando mal, que es hipo-funcional y que los individuos diagnosticados con Espectro Autista no pueden interpretar los sentimientos de la gente y tienen emociones limitadas. Kamila llevó a cabo estudios de comportamiento en el modelo animal y encontró que los animales con Espectro Autista desarrollaron recuerdos de miedo excesivo, que estos temores duraron mucho más y donde difícil de deshacer. También encontró que generalizaron estos recuerdos con demasiada facilidad a los estímulos asociados (es decir, una vez que tuvieran miedo de un sonido con un cierto tono, se asustan de todos los sonidos, independientemente del tono). Kamila se dio cuenta de que esto podría llevar a que los niños autistas rápidamente se convirtieran en temerosos de partes del mundo sin razón aparente y haría muy difícil la rehabilitación. Esto también sugirió que uno tendría que ser extremadamente cuidadoso al exponer a un niño diagnosticado con Espectro Autista al mundo y especialmente al castigar a un niño diagnosticado con Espectro Autista. Nunca olvidarán el castigo y lo generalizarán rápidamente hasta un punto en el que temerán tantas cosas que no podrán funcionar normalmente. Kamila luego reexaminó todos los estudios previos de todos los principales laboratorios que estudiaron el autismo y reinterpretaron sus resultados en esta nueva luz.

Kamila y Henry desarrollaron entonces una teoría unificadora que explica los hechos y llamó primero a esto la hipótesis del síndrome mundial intenso. Otros experimentos en su laboratorio sobre cómo se expresan los genes y las proteínas, así como un análisis aún más profundo de estudios anteriores culminaron en la Teoría del Mundo Intenso.

III) Muchos miembros de la comunidad del Espectro Autista han aceptado la Teoría del Mundo Intenso, afirmando que es un reflejo exacto de sus propias experiencias y un cambio radical de los antiguos modelos médicos anticuados y socialmente estigmatizantes. ¿Por qué se han demorado tantos años para que la comunidad científica llegue a una conclusión que los propios individuos diagnosticados con Espectro Autista encuentran bastante obvia? ¿Qué evitó que la Teoría del Mundo Intenso saliera a la luz pública hace muchos años?

La razón principal es que históricamente el Espectro Autista ha sido clasificado como una forma de retraso mental. Biológicamente, el retraso mental se debe a un defecto genético, las proteínas, las células, las sinapsis y los circuitos, por lo que la mayoría de los investigadores estaban buscando evidencias de disfunciones porque los científicos buscan evidencia para apoyar teorías e hipótesis actuales. El Espectro Autista es todavía hoy clasificado como una forma de retraso mental en la Biblia de las enfermedades mentales, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. Esta clasificación superficial ha llevado a los científicos a buscar mal funcionamiento, hipo-función y déficit a nivel biológico. Así que la investigación se ha vuelto confusa y confusa y se han cometido muchos errores en la interpretación de los resultados experimentales.

El segundo gran error es que los científicos han razonado que porque cada niño diagnosticado con Espectro Autista es tan único que hay muchas causas diferentes del Espectro Autista La consecuencia ha sido que cada investigador ha hecho interpretaciones localizadas de sus datos y propuso su propia teoría aislada del autismo ignorando “las otras formas” que se esconden detrás de “El Espectro”. Podemos ver el resultado – hoy existen docenas de teorías fragmentadas del Espectro Autista que cada uno se centra en un aspecto específico del Espectro Autista.

El tercer error importante ha sido la creencia de que el Espectro Autista es principalmente un trastorno genético. Hay, por supuesto, una buena razón para esto porque el segundo gemelo de gemelos idénticos tiene una probabilidad mucho mayor de ser diagnosticado con Espectro Autista que en la población general, pero esto ha llevado a los investigadores a cazar sólo para el mal funcionamiento genético, ignorando el hecho de que el gemelo de un individuo diagnosticado con Espectro Autista que tiene el gen “malo” no tiene un diagnóstico de Espectro Autista – esto también demuestra que el Espectro Autista puede curarse si lo entendemos. La búsqueda de genes malos también ha llevado a los investigadores a minimizar las toxinas como desencadenantes del Espectro Autista e inyectar confusión cuando se trata de saber si la incidencia del Espectro Autista está aumentando. En conjunto, esto ha dado lugar a que los investigadores ignoren cómo los genes pueden reducir el umbral para el Espectro Autista desencadenado por una toxina o a un nivel tan bajo que la probabilidad de que el Espectro Autista se desencadene espontáneamente sin una toxina, se incrementa significativamente.

Hay muchas otras razones, tales como fuertes prejuicios en cómo el Espectro Autista debe ser estudiado. Por un lado, algunos creen que uno sólo puede estudiar el Espectro Autista en los seres humanos. Los seres humanos son mamíferos y lo que nos hace especial de mamíferos es el neocórtex. El microcircuito del neocórtex de los mamíferos es muy similar. Hay pequeñas variaciones en cada especie, pero se conserva mucho más que se cambia. Por lo tanto, es ilógico decir que el Espectro Autista sólo puede ocurrir en los seres humanos. Esto supone que algún gen o proteína que sólo se encuentra en los seres humanos debe ser la causa del Espectro Autista y no hay evidencia de eso. Una comunidad relacionada ha argumentado que ya que es un trastorno humano el pariente más cercano, el mono debe ser utilizado en los estudios. Esto condujo a uno de los desvíos más grandes en la investigación del Espectro Autista donde la amígdala fue enseñada en mono. Cuando la amígdala fue destruida en monos, también se retiraron y no mostraron ningún comportamiento emocional. Los científicos pensaron entonces que esto demuestra que el Espectro Autista es un trastorno de hipo-función de la amígdala. Esta fue una reliquia de la teoría de que el Espectro Autista proviene de sistemas que funcionan mal, que comenzaron con la teoría de la madre refrigeradora hace muchas décadas. Por otra parte, hay una comunidad que cree que el Espectro Autista es genético y el único modelo animal relevante es el ratón mutado. El problema con esta línea de investigación es que en su mayoría todavía se buscan defectos.

Más recientemente, estos estudios también han comenzado las pruebas para las hiper-funciones por lo que es una buena señal de que la Teoría del Mundo Intenso está empezando a cambiar el campo. Dado que cientos de genes pueden estar involucrados en establecer el umbral para el espectro Autista, estos estudios sin embargo tendrán que pasar al siguiente nivel en lugar de intentar probar un gen a la vez. Lo que realmente se necesita es entender cómo se altera la cascada de expresión génica comenzando tan pronto como sea posible en el desarrollo. La epigenética y los estudios conductuales después del nacimiento se convertirán, por lo tanto, en el centro de la investigación sobre el Espectro Autista en el futuro.

IV) La Teoría del Mundo Intenso ha sido ampliamente aceptada por los partidarios del movimiento de Neurodiversidad. ¿Se preveían estas implicaciones sociológicas en el desarrollo temprano y, en caso afirmativo, se puede encontrar su influencia en el texto publicado?

Esto no fue un factor en el descubrimiento de la Teoría del Mundo Intenso. La teoría fue desencadenada de abajo hacia arriba de los estudios neurocientíficos y el punto de cambio real para nosotros fue cuando encontramos que los recuerdos traumáticos fueron adquiridos tan rápidamente, duraban más tiempo,  eran más difíciles de eliminar y estaban más generalizados. Esto colocó todos los resultados en contexto porque el neocórtex podría hacer más intenso al mundo, altamente fragmentado y excesivamente especializado mientras que la amígdala marcaría el componente emocional del mundo intenso haciéndolo potencialmente extremadamente doloroso y aversivo obligando al niño diagnosticado con Espectro Autista a refugiarse en una burbuja segura. Si no consiguen refugiarse a través de comportamientos repetitivos, rutinas, balanceos y otros tipos de comportamientos, entonces pueden mostrar un comportamiento auto-lesivo, como las hormigas que se arrastran por todo su cuerpo. La diversidad proviene del hecho de que normalmente somos diversos y si agregamos circuitos hiper-funcionales a eso entonces naturalmente cada niño diagnosticado con Espectro Autista será aún más diferente el uno del otro. Es como tomar todas nuestras diferencias normales a un extremo. Esto desafía a la sociedad a acomodar a los individuos diagnosticados con Espectro Autista, pero la diversidad es la clave de la evolución social y por lo tanto es un buen desafío.

V) ¿Cómo es que el estilo cognitivo alternativo de la mente diagnosticada con Espectro Autista resulta beneficioso o perjudicial para la autopromoción del Espectro Autista?

Los individuos diagnosticados con Espectro Autista podría ser los pioneros de la evolución del cerebro humano. La sociedad debe aceptar y apoyar esta exploración en lo extraordinario. De acuerdo con la Teoría del Mundo Intenso, si el Espectro Autista puede ser identificado al nacer, entonces un ambiente bien estructurado y filtrado podría permitir que la secuencia del desarrollo del cerebro se desarrolle normalmente mientras se preservan los microcircuitos hiper-funcionales. Esto no significa que el medio ambiente debe ser empobrecido, de hecho debe ser un ambiente rico y diverso, pero presentado de una manera suave y predecible. Se debe tener mucho cuidado ya que cualquier evento sorprendente puede ser traumático y potencialmente desencadenar una cascada de desarrollo que es difícil de revertir. Los tratamientos conductuales que aplican fuerte refuerzo negativo y positivo podrían tener graves efectos adversos de acuerdo con la Teoría del Mundo Intenso, especialmente a una edad muy temprana. Estos tratamientos son más adecuados para las limitaciones cognitivas o para los adultos diagnosticados con Espectro Autista que ya han pasado por las fases críticas del desarrollo del cerebro. El comportamiento idiosincrásico de los individuos diagnosticados con Espectro Autista debe ser respetado, ya que pueden hacer una contribución única y muy valiosa a la sociedad. Los individuos diagnosticados con Espectro Autista deben luchar por la forma en que creen que la próxima generación de niños diagnosticados con Espectro Autista deben ser criados – los que tienen éxito para liberar a su genio encerrado puede ayudar a liberar a la próxima generación. La sociedad debe compensar y ayudar a las familias con niños diagnosticados con Espectro Autista.

VI) Ignorando las implicaciones sociales y éticas, ¿Creen ustedes que una cura para el Espectro Autista es una posibilidad científica? ¿Por qué o por qué no?

La Teoría del Mundo Intenso predice que todos los niños diagnosticados con Espectro Autista tienen talentos excepcionales que están encerrados. El desafío es liberar talentos y hacer posible su integración en la sociedad. Creemos que el Espectro Autista puede convertirse en un “trastorno” altamente beneficioso si entendemos cómo ayudar al niño diagnosticado con Espectro Autista a aprovechar su genio en lugar de sufrir por ello. La ruta es entender las alteraciones epigenéticas para que podamos tomar mejores y más tempranas decisiones sobre la dirección de la terapia. También tenemos que entender todas las diferentes maneras en que podemos elevar el umbral de las alteraciones epigenéticas para que la progresión no se vuelve tan grave como para conducir a una discapacidad social. Tenemos que estar preparados para desarrollar un tratamiento personalizado para cada niño diagnosticado con Espectro Autista. Tenemos que estar preparados para crear ambientes especiales para las primeras etapas de la vida de un niño diagnosticado con Espectro Autista. Si todo esto está hecho, la mayoría de los niños diagnosticados con Espectro Autista pueden pasar a través de los períodos críticos de desarrollo cerebral con bastante normalidad y salir de ellos con su genio completo intacto.

VII) ¿Cree ustedes que la dirección de la investigación del Espectro Autista debe ser dictada por una conciencia social gobernante, o una conciencia tal corrompe la objetividad científica?

Una conciencia social siempre debe gobernar todo tipo de investigación científica no sólo para la investigación del Espectro Autista. Los científicos no pueden hacer nada en nombre de la ciencia. Siempre debe ser justificable en todos los niveles de la sociedad y realmente comprensible para todas las personas. La co-evolución de la ciencia y la sociedad hace para un planeta sano.

VIII) “Desentrañando la Paradoja del Ser Autista”, de Michael V. Lombardo y Simon Baron-Cohen, afirma que “la evidencia neural proporciona una pista clave de que una respuesta “egocéntrica” en el cerebro (es decir, Yo = Otro) es en realidad el resultado de un impedimento en la codificación autorreferencial de la información.” ¿Cree usted que un sentido elusivo del yo es una característica universal del Espectro Autista? ¿La Teoría del Mundo Intenso explica este impedimento?

Bueno, no estaríamos de acuerdo con su análisis y teoría. Esta es sólo otra teoría que es una reliquia de las teorías del retraso mental. Está contaminado por teorías más antiguas que hay un déficit en la habilidad del cerebro para desarrollar una teoría de la mente, la capacidad de ver y respetar los pensamientos de otros sentimientos y emociones. Esta teoría arcaica también ha llevado a malas interpretaciones de los descubrimientos de las neuronas espejo. De acuerdo con la Teoría del Mundo Intenso, los individuos diagnosticados con Espectro Autista podían ver mucho más profundamente en las mentes, los pensamientos y las emociones de sí mismos y de los demás, lo que desencadena la evitación activa y bloquear comportamientos. También requiere la habilidad de simular a los demás como si estuviera donde ellos y de extrapolar a donde sus pensamientos y comportamientos los están guiando. Ver en las mentes de los demás puede ser extremadamente inquietante. Incluso si los individuos diagnosticados con Espectro Autista no sienten que esto es cierto para sí mismos es porque su cerebro ha desarrollado estrategias para hacer frente a esta visión extrema dejándolos aparentemente aislados.

Esta teoría del déficit en la codificación autorreferencial o en la teoría del egocentrismo también es probable que sea incorrecta por otra razón. La codificación autorreferencial es el fundamento de la conciencia humana. Ser consciente de sí mismo y de los demás requiere que usted tenga que ser capaz de localizarse en el espacio y el tiempo. Si entra en un tanque de aislamiento, anestesia o meditación profunda, puede perder la cuenta de sí mismo, dónde está, quién es, qué hora es. Por lo tanto, el deterioro de la codificación autorreferencial también significará que los individuos diagnosticados con Espectro Autista apenas son conscientes y viven en un estado pacífico de conciencia difusa (el dolor se basa en un sentido de identidad, localidad). Lo más probable es exactamente lo contrario de los individuos diagnosticados con Espectro Autista. Están en un estado extremadamente localizado, muy conscientes de sí mismos, muy conscientes de los demás y en una batalla por su vida para contener la intensidad y el dolor de todo.

IX) La Teoría del Mundo Intenso propone que el autismo es “hiper-funcionamiento de los microcircuitos neuronales locales, mejor caracterizados por la hiperreactividad y la hiper-plasticidad”. ¿Significa esto que el savantismo puede ser una característica universal del Espectro Autista, aunque no siempre objetivamente medible?

Absolutamente. De hecho, la Teoría del Mundo Intenso predice que las personas diagnosticadas con Espectro Autista cuya condición es tan severa que no pueden hablar o interactuar en absoluto tienen habilidades encerradas aún mayores que los sabios. En otras palabras, los individuos diagnosticados con Espectro Autista clasificados con limitaciones cognitivas severas por los psiquiatras, pueden ser los más grandes sabios de todos. Los sabios como los conocemos tienen la suerte de que conservaron la capacidad de expresarse. La Teoría del Mundo Intenso predice que la amígdala es menos afectada en el savantismo, por lo que el dolor del mundo intenso es marcado abajo haciéndolo más fácil para ellos hacer frente a lo que ven, oyen, sienten y piensan, y permitiéndoles expresarse. Hay tanto potencial detrás de esta muro de dolor y miedo.

X) ¿Creen ustedes que la Teoría del Mundo Intenso resistirá el paso del tiempo y tendrá un impacto científico y sociológico a largo plazo? Den sus predicciones acerca del posible legado de la Teoría del Mundo Intenso.

Las teorías científicas probablemente nunca duran indefinidamente. Sin embargo, creemos que la Teoría del Mundo Intenso reemplazará todas las teorías existentes porque es la única teoría unificadora del Espectro Autista en la actualidad. Otras teorías son teorías son poco sistemáticas que explican un sistema selectivo de observaciones y sobre todo basado en un paradigma del espectro Autista como una forma de retraso mental. A nadie le gusta que se le presente una teoría unificadora que explique todos los hechos. Tomará tiempo para que los científicos lo acepten y argumentarán que no explica su rincón de los hechos porque les gusta interpretar sus hechos de cierta manera, usarán el hecho de que se basa en cambios cerebrales de roedores para evitar la teoría por el mayor tiempo posible. Las teorías hiper-funcionales como las de Laurent Mottron han ido en la misma dirección. La rebelión y la crítica forman parte de toda revolución científica donde el paradigma se pone de cabeza.

La Teoría del Mundo Intenso predice tantas emocionantes direcciones completamente nuevas para la investigación del Espectro Autista, para los individuos diagnosticados con Espectro Autista y para la sociedad que creemos que esta teoría durará mucho tiempo.

Para la investigación, vamos a aislar varios agentes que pueden inducir insultos epigenéticos del genoma e incluso puede aprender a utilizar estos agentes para guiar la evolución del cerebro humano. Vamos a aprender qué conjuntos de genes son predisponentes – bajar el umbral de insulto epigenético durante el embarazo – para que podamos estar mejor informados sobre la nutrición durante el embarazo y prepararse para criar a un niño diagnosticado con Espectro Autista si es necesario. Vamos a aprender a guiar suavemente el desarrollo del cerebro de un niño diagnosticado con Espectro Autista a través de los períodos críticos irreversibles y evitar momentos traumáticos que podrían girar el desarrollo del cerebro en una configuración de pesadilla y preservar los microcircuitos hiper-funcionales permitiendo que los individuos diagnosticados con Espectro Autista para afrontar la intensidad y el dolor y expresar su genio. Los nutrientes, los fármacos y otros tratamientos como la estimulación cerebral, surgirán que pueden amortiguar selectivamente algunos componentes hiper-funcionales descontrolados.

Para los individuos diagnosticados con Espectro Autista, aprenderán a nutrir en lugar de bloquear la visión profunda y cómo aportar estos conocimientos a la sociedad. Aprenderemos cómo ayudar a la próxima generación de individuos diagnosticados con Espectro Autista a afrontar y expresar su genio individual.

Para la sociedad, aprenderemos cuán valiosa es la comunidad del Espectro Autista para la sociedad. Vamos a adaptar el planeta para aceptar en lugar de bloquear a los individuos diagnosticados con Espectro Autista. Los individuos neurotípicos (no diagnosticados con Espectro Autista) se conducen en el mundo con total espontaneidad, mientras que los individuos diagnosticados con Espectro Autista procesan la información completamente, de manera comprensiva. Esta característica no sería buena para la supervivencia en la selva, pero en la sociedad humana, podemos nutrir a estos individuos y pueden hacer una contribución fantástica a la sociedad. Comenzaremos una compensación especial para familias con niños diagnosticados con Espectro Autista como si fueran posibles atletas olímpicos del mundo.

Fuente: Holman, J. (2012). Interview: Henry And Kamila Markram About The Intense World Theory For Autism. WrongPlanet. Recuperado de: (http://wrongplanet.net/interview-henry-and-kamila-markram-about-the-intense-world-theory-for-autism/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s