5 cosas importantes que necesitas saber sobre la comunicación

La comunicación puede posibilitar o arruinar una relación. Amistades, relaciones de parejas y conexiones laborales, todas las interacciones sociales aquí son aplicables.

Comunicar bien no es fácil. Es a la vez un arte y una ciencia, una noción que algunas personas sobresalen, mientras otras incursionan torpemente al tratar de pronunciar las palabras adecuadas. Los buenos comunicadores suelen mantener relaciones saludables, casi “demasiado buenas para ser verdad”. Tú sabes, los que aparentemente siempre son felices, o al menos están contentos, con sus vidas. Las personas que, al principio, te dejan sintiendo una envidia más o menos sana. Créeme. Ellos no lograron ser lo que son por casualidad. Se esforzaron para lograrlo.

Estos son algunos consejos que los buenos comunicadores usan instintivamente. Con práctica y la determinación, también puedes convertirse en un comunicador asertivo. Comienza por aplicar los siguientes conceptos en tu vida.

I) Mantén la calma y actúa con plena compostura

Recibe los comentarios de los demás cuando lleguen, pero enfréntalos con calma.

No saldrás bien parado al estallar abruptamente sobre un comentario de 3 palabras. Recuerde que las mejores conversaciones están llenas de comunicadores tranquilos y sanos.

Llegar a una solución simple como un grupo es difícil. Esta noción es verdadera para proyectos escolares, iniciativas empresariales y encuentros familiares.

Si todos los involucrados se llevan como perros y gatos, solamente preocupados por sus ideas individuales, no se hará nada. El tiempo se habrá desperdiciado, los involucrados estarán molestos y no se habrán decidido soluciones prometedoras.

¿Y si una persona en ese grupo desbocado mantuvo la calma? ¿Entonces qué?

Si solamente una persona conservó la serenidad durante estas situaciones así de tensas, el grupo puede prevalecer. Dicha persona sólo podría ser capaz de llevar al grupo a una resolución más digna.

Esfuérzate por ser esa persona. Haz la promesa de mantener la calma. Podrías evitar que tus pares pierdan tan valioso tiempo. Y todos juntos llegarán al resultado deseado.

II) Aprende a escuchar, incluso si no estás de acuerdo

Mantener la atención respecto a las ideas de los demás demuestra cualidades admirables. Al escuchar, estás demostrando ser una persona paciente y considerada.

Esto puede ser fácil cuando tú y tu asociado comparten puntos de vista similares. Pero una buena comunicación no requiere sumisión completa.

No estarás de acuerdo con todos. Eso es sólo un hecho de la vida.

Encontrarte a ti mismo hundido hasta las rodillas en temas polémicos es difícil. Cuando dicha experiencia ocurre con amigos cercanos y miembros de la familia, el incidente sigue siendo significativamente peor.

Escuchar en tales situaciones puede ser agotador. Puede requerir esfuerzo sincero de tu parte para escuchar plenamente cuando se expresan opiniones opuestas.

Sumérgete profundamente y encontrarás una forma de mantener la atención.

Luego, una vez que la persona haya terminado de hablar, prosigue con tu propia opinión. Aunque no estés de acuerdo con los sentimientos del grupo sobre el tema en cuestión, tú serás, o deberías ser, tratado con el mismo respeto que anteriormente ejerciste.

Recuerda escuchar a tus compañeros, amigos y miembros de la familia. Al hacerlo, sabrás cómo responder adecuadamente durante las conversaciones.

III) Muérdete la lengua cuando sea necesario

Los estallidos jamás son buenos, especialmente cuando estás claramente equivocado.

Hay momentos cuando es mejor no hablar de ciertas cosas.

Este consejo sigue siendo especialmente cierto cuando una discusión se centra en un tema polémico. ¿Por qué agregar más leña al fuego? No resolverás nada respondiendo con un mal argumento durante tales situaciones.

En vez de eso, deje que sus compañeros terminen sus opiniones sobre el tema. Luego, responda con una declaración concisa y tranquila. No apagar el incendio con bencina al contraatacar agresivamente con un argumento ridículo.

A menudo, las discusiones innecesarias son causadas (o intensificadas) por una persona que piensa que su opinión es más crucial que tener una discusión tranquila.

Dicha persona generalmente ilustra esto a través de un acalorado estallido, reconociendo claramente no solamente que se había equivocado, sino también el hecho que no es divertido conversar con ella. Tampoco la compañía de esa persona resulta agradable para los demás

En cambio, un comunicador eficaz siempre se comprometerá con abstenerse de emitir comentarios incoherentes o inapropiados durante la conversación.

IV) Analiza antes de hablar

Comprender el contexto de la conversación te ayudará a perfeccionar tus ideas.

Si tienes tiempo antes de que esperen tu respuesta, intente poner en práctica esta sugerencia.

Antes de la contribución de un compañero, es posible que tú ya hayas formulado una respuesta en tu mente. Pero unas pocas palabras de otra persona pueden desmentir o contradecir completamente tu pensamiento.

¿Por qué agregar a una idea ya refutada por otra?

Esfuérzate en primero descifrar el rumbo que toma la conversación antes de proceder imprudentemente. Te sentirás, y serás, más inteligente en ello al final.

V) La vida y sus innumerables conversaciones no giran a tu alrededor

Y tampoco deberían.

La comunicación en sí misma debe ser un equilibrio bien recibido. Piénsalo. Si la vida y las conversaciones de todos los días están centradas a tu alrededor, la vida sería aburrida. Del mismo modo, tus amigos y familiares te encontrarían bastante fastidioso.

¿Por qué hablas sólo de ti mismo y de tus necesidades?

Escucha las ideas y los deseos de los demás. A cambio, te tratarán con el mismo respeto que tanto deseas.

Un excelente comunicador hace un esfuerzo para entender nuevas ideas. Él o ella motivará activamente a sus compañeros para obtener información sobre temas diferentes e interesante.

Aprende a apreciar la vida de los demás. Lee artículos sobre temas que te resulten desconocidos y discute las ideas con tu familia y amigos.

Conversa sobre temas no centrados en tu vida. Al hacerlo, estarás en camino de convertirse en un comunicador asertivo.

Fuente: Berzley, S. (2014). 6 Important Things You Need To Know About Communication. ThoughtCatalog. Recuperado de (http://thoughtcatalog.com/shelby-berzley/2014/08/6-important-things-you-need-to-know-about-communication/). Traducido por Maximiliano Bravo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s